A través de la web FACUA.org/lapeorempresa

Los consumidores ya pueden proponer las nominaciones a La Peor Empresa del Año

FACUA abre el proceso para la selección de los cinco nominados a los premios a La Peor Empresa, El Peor Anuncio y La Peor Práctica Empresarial de los últimos doce meses.

Los consumidores ya pueden proponer las nominaciones a La Peor Empresa del Año
Los consumidores ya pueden proponer las nominaciones en la segunda edición de los premios a La Peor Empresa del Año, que FACUA-Consumidores en Acción lanza desde 2010 para censurar los graves abusos que se producen en el mercado y promover prácticas más responsables en las relaciones entre las empresas, los usuarios y las organizaciones que representan sus intereses.

FACUA ha abierto este martes 18 de enero el proceso para la selección de nominados a La Peor Empresa, aquella que los consumidores consideren que ha desarrollado en los últimos doce meses las actuaciones más irresponsables, abusivas o fraudulentas para enriquecerse a costa de vulnerar sus derechos.

Los premios incluyen otras dos categorías: El Peor Anuncio, por ser el más engañoso o denigrante, y La Peor Práctica Empresarial, cometida por una o varias empresas en el último año.

Los consumidores pueden plantear sus propuestas en la página web FACUA.org/lapeorempresa.

La lista de nominados, cinco por categoría, se hará pública a mediados de febrero. A partir de entonces, los consumidores podrán votar a través de la citada web.

Los premiados se darán a conocer con motivo del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, cuya conmemoración tiene lugar el 15 de marzo.

En su primera edición, de 2010, el premio a La Peor Empresa del Año recayó sobre Movistar por sus elevadas tarifas, sus prácticas abusivas y el maltrato a las reclamaciones de los usuarios. Compitió junto a Vodafone, Orange, Air Comet y Ryanair.

El Peor Anuncio fue para Si eres legal, eres legal, del Ministerio de Cultura, donde se equiparaba el acceso gratuito a obras culturales a través de vías como las redes P2P con estar a punto de atropellar a un recién nacido por ser un temerario, rayar un coche o patear contenedores de basura.

Y La Peor Práctica Empresarial elegida por los consumidores en 2010 fue el spam telefónico.