La nueva Ley del tabaco vasca deja claro que las sociedades gastronómicas deberán regirse por la norma estatal

Prevé la posibilidad de limitar el consumo de tabaco en campos de fútbol e instalaciones deportivas al aire libre.

En su conjunto, la Ley antitabaco vasca es, finalmente, similar a la ley estatal. El texto, que ha sido aprobado este jueves en el Parlamento autonómico, no prevé una regulación específica sobre sociedades gastronómicas, de forma que en este campo no habrá diferencias respecto a la normativa del Estado.

Así, al tratarse de lugares cerrados en los que se manipula alimentos permanecerá la prohibición de fumar. También mantiene el documento, pero en relación a la polémica suscitada por algunas de sus restricciones, la posibilidad de limitar el consumo de tabaco en campos de fútbol e instalaciones deportivas al aire libre. El documento establece que en este tipo de espectáculos "sólo se podrá fumar en el espacio o localidades especialmente habilitados para ello".

Las sociedades gastronómicas del País Vasco deberán respetar la Ley antitabaco estatal por ser lugares cerrados en los se manipulan alimentos y bebidas. Se mantienen así los criterios establecidos en la última reunión entre las comunidades autónomas para acordar una aplicación de la Ley del tabaco similar en todas las regiones.

El pleno de la Cámara autonómica ha dado el visto bueno al texto denominado formalmente Ley de tercera modificación de la Ley sobre Prevención, Asistencia e Inserción en materia de Drogodependencias. Así, la totalidad de los grupos, salvo UPyD, han dado su apoyo al grueso de su articulado. La ley autonómica es parecida a la norma estatal, que entró en vigor el pasado uno de enero, al haberse eliminado algunas de las restricciones iniciales.

Aunque no se han incluido algunas de las limitaciones controvertidas que se habían previsto inicialmente, como la prohibición de fumar en coches en los que viajen menores o de vender tabaco en gasolineras, la Ley del tabaco del País Vasco ha introducido un matiz al apartado referido al consumo de tabaco en instalaciones deportivas o lugares en los que se desarrollen espectáculos deportivos.

A diferencia de la ley aprobada en el Congreso de los Diputados, en la que se permite fumar de forma genérica en espacios deportivos cuando se encuentren al aire libre, la ley vasca prohíbe consumir tabaco en estos lugares, aunque sean exteriores, cuando las actividades desarrolladas en ellos estén dirigidas prioritariamente a menores de edad. Además, el texto añade que cuando estas actividades "se encuentren al aire libre y no se desarrollen actividades prioritariamente dirigidas a menores, sólo se podrá fumar en el espacio o localidades especialmente habilitados para ello".

Sin embargo al término de la votación, la directora de Drogodependencias del Gobierno vasco, Celina Pereda, ha rechazado que este punto suponga la prohibición de fumar en recintos deportivos como campos de fútbol que no acoten zonas especiales para fumadores. De esta forma, ha dicho,"se abre la posibilidad a tener el debate", tras lo que ha añadido que "una ley no es para que una costumbre se modifique de un día a la mañana".

Desde el Ejecutivo se ha añadido que los clubes o dueños de la instalación correspondiente pueden optar por habilitar todo el campo para el consumo de tabaco. Algunos grupos parlamentarios han coincidido con esta interpretación. No obstante, no se ha despejado la duda de cuál será el procedimiento o la medida concreta que deberá tomarse para llevar a cabo esta habilitación, es decir, si será necesario instalar carteles o adoptar una decisión administrativa específica.

La norma aprobada este jueves recoge el compromiso de que el Gobierno autonómico evalúe el impacto económico de la ley sobre el sector hostelero una vez transcurrido un año desde su entrada en vigor. Esto conlleva que el Ejecutivo vaya a compensar económicamente a los empresarios que adaptaron sus locales a la normativa anterior, con el fin de separar las áreas de fumadores y no fumadores.

La prohibición de consumir tabaco en establecimientos hosteleros, así como el resto de las restricciones para fumadores previstas en la ley española, está vigente en País Vasco, al igual que en el resto del territorio estatal, desde el pasado uno de enero, cuando entró en vigor la ley aprobada el pasado mes de diciembre en el Congreso de los Diputados.

Otra de las novedades que se incorporará a la Ley antitabaco vasca es que se establece que el Gobierno autonómico promueva el desarrollo de programas sanitarios para la deshabituación tabáquica, en especial en atención primaria. Otra modificación plantea que se permita la venta de puros de forma individual, de forma que no tengan que ser comercializados obligatoriamente en paquetes de varias unidades.

Inspecciones

En lo que respecta a las labores de inspección de la ley antitabaco de País Vasco, el texto recoge que recaerán exclusivamente en las unidades de inspección del Gobierno de la Comunidad. De ese modo, se ha suprimido el apartado que en el proyecto de ley que habilitaba a la Ertzainza y a las policías locales para desempeñar también los trabajos de inspección y control del cumplimiento de la normativa.

Los primeros resultados de la adaptación social a la nueva normativa antitabaco son positivos en poco tiempo. El Gobierno vasco ha informado que un estudio elaborado sobre 500 bares, 65 hoteles, 65 salas de juego y 20 frontones indica que el grado de cumplimiento de la normativa estatal está siendo muy elevado.

Ya somos 198.329