La Fiscalía considera culpables de la quiebra de Seguros Mercurio a Díaz Ferrán y Pascual

Ha solicitado al Juzgado Mercantil número 9 de Madrid que les condene a pagar las cantidades obtenidas de forma indebida.

El Ministerio Fiscal ha solicitado al Juzgado Mercantil número 9 de Madrid que declare culpables de la quiebra de Seguros Mercurio a sus antiguos propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, y les condene a pagar las cantidades obtenidas de forma indebida, según informaron a Europa Press fuentes de la Fiscalía.

La Fiscalía envió este jueves al juzgado este informe, solicitado por el juez Javier Yánez, que se une a los emitidos por el Ministerio de Economía y el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para la emisión del dictamen de calificación del concurso de acreedores de la aseguradora, que se encuentra en fase de liquidación.

El informe del fiscal no determina las cantidades que deberían abonar los antiguos gestores de Seguros Mercurio por su responsabilidad en la gestión de la empresa. Sin embargo, fija en cinco años su petición de inhabilitación para administrar bienes ajenos y la pérdida de los derechos de cobro que pudieran tener en la aseguradora.

Por su parte, el Ministerio de Economía pide que Díaz Ferrán y Pascual sean condenados a abonar 30,65 millones de euros por los daños causados y una inhabilitación de quince años, pena máxima contemplada por la Ley Concursal.

Las acusaciones también afectan al resto de los antiguos miembros del consejo de administración de la aseguradora, entre los que se encuentran el exconsejero delegado José Lorenzo Chacón, y Jesús Nogueira, las dos hijas de Díaz Ferrán y dos hijos de Gonzalo Pascual.

Las peticiones parten del informe elaborado por el CCS, organismo dependiente de Economía encargado de liquidar aseguradoras y cubrir circunstancias de falta de seguro, sobre la situación contable de la compañía, propiedad de los dos empresarios hasta su intervención en marzo de 2010 por su situación de quiebra.

En concreto, el informe de CCS describe las diferentes operaciones de salidas de dinero realizadas entre Seguros Mercurio, el grupo Marsans y las numerosas empresas vinculadas a Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

Entre estas operaciones, el informe relata cómo los antiguos propietarios del grupo Marsans traspasaron, sin justificación alguna, dinero de la tesorería a Air Comet y llevaron a cabo varias operaciones inmobiliarias fracasadas con la matriz de Marsans, Teinver, y con otras filiales del grupo turístico.

El 15 de marzo, de 2010, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGS) ordenó la disolución de Seguros Mercurio ante la grave situación patrimonial y de liquidez de la compañía, que al cierre de 2009 presentaba unas pérdidas de cerca de quince millones de euros.

Ya somos 198.244