FACUA reclama un cambio legal para que ofertas como las de Nueva Rumasa no sigan escapando de la supervisión de la CNMV

Lamenta que las autoridades de Consumo pasasen por alto una publicidad engañosa que utilizaba un holding inexistente para ofrecer credibilidad a los posibles inversores.

FACUA-Consumidores en Acción reclama un cambio legal para que ofertas como las de los pagarés de las empresas de la familia Ruiz Mateos no sigan escapando de la supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

FACUA advierte que hasta hace seis años, las ofertas de estas empresas podrían haberse condicionado a una autorización administrativa previa, pero una modificación introducida en 2005 a través de un Real Decreto Ley permitió que se saltaran esa obligación por tratarse de inversiones de al menos 50.000 euros.

Antes de las modificaciones introducidas en la Ley del Mercado de Valores por el Real Decreto Ley 5/2005, de 11 de marzo, de reformas urgentes para el impulso a la productividad y para la mejora de la contratación pública, el Ministerio de Economía y Hacienda hubiera podido determinar que debían someterse a su autorización previa ya que los rendimientos prometidos eran exigibles, en su totalidad o en su mayor parte, en plazos superiores a un año, concretamente de 12 o 18 meses.

Por otro lado, FACUA lamenta que, dado que la CNMV tuvo que limitarse a emitir advertencias sobre las ofertas de las empresas de la familia Ruiz Mateos, las autoridades de Consumo del Gobierno y las comunidades autónomas no interviniesen para analizar y actuar ante una publicidad con bastantes visos de resultar engañosa.

Y es que para ofrecer credibilidad a los posibles inversores, los anuncios difundidos en televisión, radio y prensa presentaban la imagen de un holding inexistente, Nueva Rumasa, y los logotipos de las empresas propiedad de la familia Ruiz Mateos, cuando en realidad las firmas que tendrían que responder de los pagarés serían única y exclusivamente sus emisoras.

Ya somos 190.584