FACUA.org/lapeorempresa

Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankinter, Movistar, Power Balance, Ryanair y Vodafone

Los consumidores podrán votar hasta el 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores.

Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankinter, Movistar, Power Balance, Ryanair y Vodafone

Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankinter, Movistar, Power Balance, Ryanair y Vodafone. Este miércoles 23 de febrero se ha abierto el plazo para las votaciones, que se prolongará durante veintiún días hasta el 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción organiza por segundo año estos premios, con tres categorías: La Peor Empresa, La Peor Práctica Empresarial y El Peor Anuncio de los últimos doce meses.

Los consumidores pueden votar a sus favoritos en la página web FACUA.org/lapeorempresa.

Tres de las nominadas a La Peor Empresa del Año repiten: Ryanair, Vodafone y la que fue elegida por los consumidores en la edición anterior, Movistar.

En la categoría de La Peor Práctica Empresarial del Año han sido nominadas las altas fraudulentas en la recepción de SMS de pago, la negativa de las eléctricas a lanzar ofertas competitivas para forzar así al Gobierno a que siga subiendo sus tarifas, las penalizaciones abusivas por las bajas en contratos de móvil, el incumplimiento del plan de sustitución de contadores de la luz, las altas en registros de morosos por deudas falsas o hinchadas.

Los cinco nominados a El Peor Anuncio del Año son los de Fontvella Ecoligera, la campaña del ADSL de Vodafone Tu casa es más casa, los pagarés de Nueva Rumasa, los productos seudomilagrosos de Club Natura y la publicidad de Actimel, que repite después de haber quedado en segunda posición el año pasado.

Desde el 18 de enero, los consumidores han podido plantear sus propuestas de nominaciones a través de la citada web. En la categoría principal, La Peor Empresa del Año, han sugerido más de cien firmas por haber desarrollado las actuaciones más irresponsables, abusivas o fraudulentas para enriquecerse a costa de vulnerar los derechos de los consumidores.

Hay cinco nominados por cada categoría, seleccionados por FACUA tras analizar las propuestas planteadas por los consumidores, sus organizaciones territoriales y sus departamentos de Comunicación, Técnico-Jurídico y Análisis y Control de la Publicidad, Productos y Servicios.

La Peor Empresa del Año es...

Bankinter. El banco cuyos principales accionistas son Jaime Botín y el grupo francés Crédit Agricole está siendo objeto de una impresionante escalada de denuncias. Principalmente por las trampas que esconden sus clips, unos oscuros productos que colaron a multitud de usuarios prometiéndoles que protegerían sus hipotecas de las subidas de tipos de interés sin aclararles que pagarían grandes cantidades si bajaban.

Ryanair. La compañía irlandesa es líder en reclamaciones en el sector aéreo por su sistemático incumplimiento de la legislación y una larga lista de abusos y fraudes con los pasajeros. De ellos se burla no dando respuesta a sus reclamaciones o haciéndolo en inglés, generalmente para negarles el pago de las compensaciones por cancelaciones y grandes retrasos o la devolución de recargos cobrados ilegalmente.

Movistar. El gran cambio introducido el año pasado por la principal compañía de telecomunicaciones se produjo simplemente en su imagen corporativa, pero no en el trato a los usuarios, que no resulta precisamente el mejor ejemplo a imitar por el resto del sector. La empresa española continuó con una política de publicidad engañosa, tarifas excesivas y desatención a las reclamaciones de sus clientes.

Power Balance. El timo de las pulseras holográficas con poderes mágicos que prometen aumentar el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad o la resistencia nació en EEUU y se extendió a multitud de países, entre ellos España, donde Power Balance ha presumido de vender cientos de milles de unidades. Un fraude que le ha reportado ingresos millonarios ante la pasividad del Gobierno y las comunidades autónomas.

Vodafone. La multinacional británica fue en 2010 la empresa más denunciada por los consumidores en FACUA. Destacó por sus ofertas fraudulentas, dar de alta a numerosos clientes en servicios no solicitados, aplicar precios desproporcionados y despreciar con la ignorancia o la negativa por respuesta a las reclamaciones por el cobro de cantidades facturadas irregularmente.

Ya somos 190.626