El Gobierno aprueba una norma de calidad para los caramelos, chicles y golosinas elaborados en España

La legislación mantiene unos mínimos requisitos de elaboración, elimina algunas restricciones que existían en las definiciones y permite elaboraciones que actualmente no están contempladas.

El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante Real Decreto, una norma de calidad para los caramelos, chicles, confites y golosinas, que simplifica la legislación vigente y, a su vez, la adapta a las actuales tendencias de los consumidores, encaminadas a la compra de productos que se ajusten a las recomendaciones científicas nutricionales y a los nuevos avances tecnológicos del sector.

Esta normativa específica, complementaria a la horizontal comunitaria, mantiene unos mínimos requisitos de elaboración, elimina algunas restricciones que existían en las definiciones y permite elaboraciones que actualmente no están contempladas, con el objetivo de realizar una aplicación uniforme en todo el territorio nacional y, al mismo tiempo, favorecer la competencia del sector.

La actualización de la norma permitirá la reformulación y poder elaborar nuevos productos, según explicó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

"Esto conlleva diversificar y aumentar la oferta al consumidor y permitir al sector fabricar productos similares a los que ya se están elaborando en otros Estados miembros, de manera que puedan competir en igualdad de condiciones", apuntó. Además, la norma mantiene productos de larga tradición nacional, con lo que contribuye a la transparencia del mercado.

Asimismo, el Gobierno destacó que se ha simplificado la norma, adaptándola a la normativa comunitaria de carácter horizontal (etiquetado, aditivos, higiene) aplicable.

La publicación de esta norma se encuadra en el objetivo del Ministerio, a través de la Dirección General de Industria y Mercados Alimentarios, de actualizar y modernizar las normas aplicables a los productos alimenticios.

Ya somos 190.565