Por la falta de competencia

Los españoles pagan 1.600 millones más en carburantes que alemanes o franceses, según la CNC

El organismo advierte de barreras a la entrada de nuevos competidores.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) calcula que los consumidores de carburantes de automoción están afrontando en España un sobrecoste de 1.600 millones al año con respecto a los franceses o alemanes debido, entre otros motivos, a los "serios problemas de competencia" existentes en el sector.

El organismo considera que "siguen existiendo serios problemas de competencia" en el sector de los combustibles que "explican en gran medida el mantenimiento de niveles de precios antes de impuestos superiores a los de la mayoría de los países" del entorno comunitario.

Los problemas del sector, indica, se deben "a la existencia de barreras estructurales de entrada y expansión de terceros operadores que contribuyen a consolidar la posición de los operadores ya instalados y verticalmente integrados y a relajar la presión competitiva entre ellos".

Esta consideración aparece recogida en un informe de seguimiento elaborado por el organismo presidido por Luis Beregnuer en el que se lamenta que el sector no haya cumplido las recomendaciones publicadas en 2009 por la propia CNC y en el que se considera "urgente" aplicar estas medidas debido al repunte del petróleo provocado por la situación en Oriente Próximo y en el Norte de África.

Hace dos años, el organismo ya advirtió de la "existencia de numerosas barreras" a la entrada de nuevos operadores y recomendó, entre otras cosas, la fijación por parte del Ministerio de Industria del precio de acceso a la red de transporte de hidrocarburos, así como la salida de los operadores al por mayor del capital de CLH.

También recomendó simplificar el proceso de tramitación de solicitudes de apertura de estaciones de servicio, elevar los criterios de competencia en las concesiones de gasolineras y facilitar la apertura de este tipo de establecimientos en grandes establecimientos comerciales.

En su informe, el organismo analiza también el fenómeno de "los cohetes y las plumas", según el cual los precios de los combustibles suben con mucha velocidad cuando lo hacen los del petróleo, y mucho más despacio cuando se producen abaratamientos del crudo. La CNC señala que en este aspecto no hay evidencias empíricas claras.

Sobrecoste del consumidor

La CNC ofrece un cuadro en el que se aprecia que los consumidores españoles pagan 37,6 euros y 38,7 euros más por tonelada de gasolina que franceses y alemanes, respectivamente, así como 34,4 euros y 49,8 euros más por tonelada de gasóleo que los usuarios de estos dos países.

En concreto, el sobrecoste antes de impuestos en España con respecto a Francia es de 1.244 millones, a razón de 270 millones para la gasolina y 973 millones para el gasóleo, mientras que la diferencia con respecto a Alemania asciende a 1.684 millones, de los que 278 millones proceden de la gasolina y 1.406 millones del gasóleo.

Más márgenes

En cuanto a los márgenes brutos de distribución, los operadores españoles recibieron de media 13,51 céntimos por litro de gasolina en 2010, esto es, 2,23 céntimos más que la media comunitaria, así como 13,49 céntimos por litro, o 1,74 céntimos más, en el del gasóleo.

"Estas comparaciones internacionales, si bien no son definitivas, reflejan márgenes consistentemente superiores en España a los obtenidos en Francia (40%), Alemania (50%) y Reino Unido (100%)", concluye el organismo.

La CNC indica que "España es uno de los países con mayor grado de concentración en la propiedad de las refinerías". Las nueve refinerías pertenecen a tres operadores. Repsol tiene cinco y produce el 58%, mientras que Cepsa, con tres refinerías, produce el 34%. La refinería de BP produce el 8%.

Expedientes sancionadores

La CNC ha abierto varios expedientes a empresas del sector en los dos últimos años. En julio de 2009, sancionó los sistemas contractuales de abanderamiento y suministro de Repsol, Cepsa y BP, y ese mismo mes Cepsa se comprometió a facilitar la terminación anticipada de su exclusividad en el suministro a determinadas estaciones de servicio.

Además, en febrero la CNC archivó un expediente contra Disa Canarias, pero en el mismo constató el "carácter altamente inexpugnable del mercado peninsular de venta minorista de carburante para automóviles derivado del hecho de que el 80% de las estaciones de servicio están vinculadas a un operador".

Competencia indica que en 2010 España fue el tercer país de la Unión Europea con mayores precios de la gasolina antes de impuestos, solo por detrás de Dinamarca e Italia, mientras que en el caso del gasóleo ocupó la sexta posición. Además, advierte de que el diferencial de precios ha aumentado.

Ya somos 190.688