La OMS advierte sobre la peligrosidad por la contaminación radiactiva en alimentos en Japón

La detección de radiación en vegetales, áridos, leche y agua ha afectado a los mercados de alimentos regionales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que la detección de contaminación radiactiva en los alimentos procedentes de las zonas más afectadas por la actual emergencia nuclear de Japón supone un problema "más grave de lo que se esperaba".

"Claramente se trata de una situación grave", declaró a Reuters desde Manila el portavoz de la oficina de la OMS para el Pacífico Occidental, Peter Cordingley. "Es más grave de lo que se pensaba en los primeros días, cuando se creía que este tipo de problemas se limitaba a un radio de entre 20 a 30 kilómetros", añadió.

Pese a que las autoridades japonesas han asegurado que no reviste problemas para la salud, la detección de radiación en vegetales, áridos, leche y agua ha afectado a los mercados de alimentos regionales.

El Gobierno ha prohibido la venta de leche fresca procedente de la prefectura de Fukushima y de espinacas producidas en otras zonas próximas. Este lunes se anunciarán nuevas restricciones alimentarias.

Según Cordingley, la OMS no tiene evidencias de que la contaminación de alimentos procedentes de la prefectura de Fukushima -donde se encuentra la planta nuclear de Fukushima-1, gravemente afectada por el terremoto y el posterior tsunami del pasado 11 de marzo- haya afectado a otros países.

"No hemos podido establecer ninguna relación entre Fukushima-1 y las exportaciones, pero es lógico suponer que algunos productos contaminados hayan salido de la zona", admitió.

Los expertos de la OMS en Ginebra, prosiguió Cordingley, están intentando obtener las máximas informaciones posibles sobre la crisis para emitir nuevas recomendaciones a lo largo de este lunes.

Ya somos 190.625