Francia multa a Google con 100.000 euros por recoger datos con Street View

La Comisión Nacional de Informática y Libertades de Francia considera que los datos a los que ha tenido acceso el buscador comprometen seriamente la privacidad de los usuarios.

El secretario general de la Comisión Nacional de Informática y Libertades de Francia (CNIL), Yann Padova, ha confirmado que Google deberá hacer frente a una sanción de 100.000 euros por haber recogido datos con su programa Street View. Las autoridades francesas consideran que Google se ha enriquecido con los datos captados.

Durante el 2010 Google estuvo en el foco de la polémica en Europa después de haber recogido datos de usuarios mediante sus vehículos del servicio Google Street View. Esta práctica se identificó y los países advirtieron a Google sobre la ilegalidad de esta acción. Francia ha ido un paso más allá y ha decidido imponer una sanción económica a la compañía.

La multa impuesta ha sido confirmada por el secretario general de CNIL, Yann Padova, en una entrevista al diario francés Le Parisien. Yann Padova ha asegurado que la sanción es tan elevada, 100.000 euros, porque consideran que "Google se ha enriquecido creando una base de datos de geolocalización de usuarios, que ahora tiene un valor de oro".

La sanción de la CNIL es ejemplar. El propio secretario general ha explicado la medida es un récord, ya que la sanción anterior más elevada era de 45.000 euros. La dureza de CNIL en este caso se ha debido a la gravedad de la infracción y a que "Google no ha colaborado" ha explicado Yann Padova.

La CNIL considera que los datos a los que ha tenido acceso Google comprometen seriamente la privacidad de los usuarios. "Han podido registrar información a través de las redes wifi de los usuarios, captando sus correos personales o incluso las patologías de pacientes o enfermos". Yann Padova considera que el acceso sin autorización a estos datos es una "una grave intrusión".

Cuando las investigaciones se concluyan en todos los países Google tendrá que destruir todos los datos recopilados. Otros países como Alemania, Holanda y España están tratando la cuestión. La decisión de Francia podría sentar un precedente para que el resto de países impongan sanciones a Google por su práctica.

Ya somos 188.801