FACUA Sevilla rechaza el II Plan de Modernización del Taxi

La Asociación se muestra contraria a la retirada de cincuenta licencias para aumentar la rentabilidad del sector, que no hará otra cosa que perjudicar a los usuarios al incrementar los tiempos de espera de los usuarios para encontrar un taxi, al igual que el hecho de continuar limitando a 214 el número de vehículos que podrán funcionar a doble turno.

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA ha expresado su voto contrario al II Plan de Modernización del Sector del Taxi en la reunión que celebra hoy el Consejo de Gobierno del Instituto del Servicio de Auto Taxis.

FACUA Sevilla considera que el Plan no profundiza en desarrollar las necesarias mejoras que requiere el sector para garantizar una aumento de la calidad servicio a los usuarios, con excepciones muy puntuales como la instalación de taxímetros que permitan el pago por tarjeta de crédito y expidan tiques y de sistemas de localización GPS. Se trata, en opinión de la Asociación, de plan industrial para el saneamiento de la rentabilidad del sector, continuista del anterior y no enfocado a la modernización en el más amplio sentido de la palabra.

La Asociación se muestra contraria a la retirada de cincuenta licencias para aumentar la rentabilidad del sector, que no hará otra cosa que perjudicar a los usuarios al incrementar los tiempos de espera de los usuarios para encontrar un taxi, al igual que el hecho de continuar limitando a 214 el número de vehículos que podrán funcionar a doble turno.

Además, se plantea un más que considerable aumento del precio del rescate de las licencias ya que parte del dinero que se invertirá para comprarlas provendrá de casi todo el presupuesto que el Ayuntamiento había destinado a la financiación de las mamparas de seguridad, con lo que los fondos públicos acabarán utilizándose para una finalidad muy distinta a la que se aprobó inicialmente.

Así, se prevé destinar hasta 350.000 de los 440.000 euros que se iban utilizar para la instalación de las mamparas para aumentar en hasta un 63% el valor del rescate de las licencias, que pasará de los 41.298 euros actuales a entre 57.500 y 67.467 euros (entre el primer y cuarto año de aplicación del Plan).

FACUA Sevilla también critica que las quince licencias que podrán ser readquiridas por los asalariados del taxi cuenten con la financiación municipal de nada menos que el 70% de su importe. Así, los 58.979 euros que actualmente están destinados por el Instituto del Servicio de Auto-Taxis a subvencionar la adquisición de licencias por parte de los asalariados se multiplicarán por diez para alcanzar los 600.000 euros.

Ya somos 198.412