Desmantelada una red internacional dedicada al fraude a través de falsas herencias millonarias

Han estafado más de 11 millones de euros y las víctimas son, principalmente, estadounidenses, australianos, mexicanos y de varios países de la Unión Europea. Operaban desde España.

La Policía Nacional, el FBI, los Servicios Secretos de Estados Unidos y el SOCA británico (Agencia para el Crimen Organizado) han desarticulado una organización internacional que presuntamente estafaba a sus víctimas haciéndoles creer que iban a recibir una herencia millonaria de un familiar desconocido, aunque antes debían pagar un dinero.

Según ha informado este martes el Ministerio del Interior, en la operación han sido detenidas 18 personas, una de ellas en Girona, y se les han bloqueado 114 cuentas bancarias a su nombre.

El total del fraude denunciado asciende a más de 11 millones de euros y las víctimas son, principalmente, estadounidenses, australianos, mexicanos y de varios países de la Unión Europea.

Herencia millonaria falsa

La estafa conocida como cartas nigerianas, en la variante de falsa herencia, consiste en una inesperada comunicación, realizada mediante cartas y a través de correos electrónicos, en las que los remitentes hacen creer a sus víctimas que pueden obtener una importante suma de dinero.

Los engañados creían que iban a cobrar una herencia millonaria procedente de un familiar desconocido pero para obtener el dinero era necesario que efectuaran diversos pagos a miembros del grupo, pero la cantidad heredada nunca se recibía.

La investigación se inició en septiembre de 2009 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo organizado, compuesto en su mayoría por ciudadanos nigerianos residentes en España, que se dedicaba a estafar mediante el envío masivo de este tipo de cartas.

Las comunicaciones fraudulentas eran enviadas desde España, principalmente desde Madrid capital, las localidades madrileñas de Torrejón de Ardoz, Fuenlabrada, Móstoles y Getafe, y también desde Girona.

Miles de cartas

Los delincuentes remitían diariamente miles de cartas con las que han engañado a numerosas víctimas extranjeras cuyo perjuicio económico ascendía a entre 50.000 y dos millones de euros por persona.

La organización delictiva contaba con la colaboración de un empleado bancario que trabajaba como jefe de caja y moneda extranjera en la entidad financiera, una pieza importante en el engranaje del grupo, pues desde su puesto de trabajo recibía a las víctimas del fraude y les hacía creer que el fondo millonario que se les había prometido realmente estaba depositado en el Banco de España.

Justificaba que la imposibilidad para disponer del dinero se debía a complicaciones surgidas a la hora de efectuar las transferencias en sus cuentas particulares para disponer del dinero, y con todo ello, los estafadores conseguían dar fiabilidad al engaño.

A los arrestados se les imputan además del delito de estafa, los delitos de falsificación de documentos, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

En total, realizaron 17 registros en Madrid y Girona, 11 en domicilios particulares y el resto en un restaurante, un locutorio, una oficina de un banco, una oficina particular, una habitación de un hostal y un trastero.

Entre los efectos intervenidos se encontraron varias cajas con paquetes de cartulinas que simulaban billetes de dólares americanos, cartas, etiquetas y sobres listos para su remisión a potenciales víctimas y material informático, además de siete vehículos de alta gama.

Ya somos 188.856