Otro fraude en la facturación de llamadas a 905

Ono intentó cobrar a un usuario más de 14.000 euros en llamadas que no había realizado

La Setsi tarda más de dos años en resolver que no debe pagar el recibo, tras las reiteradas reclamaciones de FACUA.

Tras las actuaciones de FACUA-Consumidores en Acción, la compañía de telecomunicaciones Ono ha tenido que anular un recibo por importe de 14.393 euros con miles de llamadas falsas a líneas 905.

Jorge Velasco, con domicilio en Almería, recibió en agosto de 2008 una factura de Ono en la que aglutinaba llamadas a líneas con prefijo 905 supuestamente realizadas desde el mes de abril y que la compañía no le había incluido en los recibos de los periodos correspondientes.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) ha tardado más de dos años en resolver que el usuario no tiene que pagar el recibo.

Pero FACUA denuncia que en la inmensa mayoría de sus resoluciones el organismo del Ministerio de Industria se posiciona a favor de los intereses de las compañías indicando que las víctimas de la facturación de llamadas no realizadas deben abonarlas, por el mero hecho de que los recibos las reflejan, como si los sistemas informáticos de facturación de las empresas nunca fallasen.

FACUA recibe más de 3.000 casos de llamadas falsas a 905

El de Jorge es uno de los más de 3.000 casos que FACUA ha recibido desde finales de 2008 en los que los usuarios de distintas compañías denuncian la facturación de llamadas a líneas de concursos que no fueron realizadas.

La asociación está tramitando reclamaciones de afectados, que pueden informarse y contactar con ella a través de la página web FACUA.org/905.

Dada la negativa de Ono a anular la factura ante las numerosas reclamaciones de Jorge, éste decidió asociarse a FACUA Almería para que emprendiera acciones en defensa de sus derechos.

"Consulté mi factura por Internet y al ver el importe llamé y me indicaron que no me preocupara porque se había producido un error informático", recuerda Jorge. "Pero pasó el tiempo y recibí en casa la factura, de 300 páginas. Cuando volví a llamar a Ono, me dijeron que tenía que pagarla y que no había ningún error".

Ono argumenta que nunca comete errores

La respuesta de Ono fue que su sistema de facturación había sido verificado y revisado en diversas ocasiones y en todas ellas concluyó que las llamadas eran correctas. "Se trata de un sistema de comprobación tecnológico, totalmente creíble, fidedigno y sin error, con una fiabilidad del 100%", aseguró la compañía.

Para FACUA, resulta curioso que Ono argumentase que tiene el primer sistema informático infalible del mundo y que a su vez éste hubiera cometido errores durante meses olvidando incluir en los recibos miles de llamadas a líneas 905.

"Ono amenazó con incluirme en un registro de morosos, pero FACUA lo evitó", indica el usuario. Durante el trámite de la reclamación, la asociación exigió a la compañía que se abstuviese de incorporar sus datos a un fichero de insolvencia patrimonial dado que no tenía pruebas de que la deuda fuese cierta.

FACUA denunció el caso ante la Setsi, que como es habitual resolvió en contra del usuario, instándole a pagar las llamadas por el mero hecho de que éstas apareciesen en la factura de Ono. Ante esto, la asociación presentó un recurso de reposición y ahora, el organismo ha decidido por fin estimar la reclamación.

La Setsi rectifica

Más de dos años después de la primera reclamación, la Setsi ha rectificado su primera resolución señalando que el usuario no tiene que pagar porque en el recibo se incluyen llamadas realizadas más de cuatro meses antes de la fecha de facturación. El organismo apela a la regulación sobre exactitud de las facturas, constituida por la Orden ITC/912/2006, de 29 de marzo.

En su Anexo II, el apartado A.II.4 establece entre los "requisitos relativos a la puntualidad en la facturación" que "cualquier evento susceptible de cargo cuyos detalles no estén disponibles cuando se estápreparando la factura –por ejemplo, por ser objeto de algún tipo de rechazo o por ser necesario disponer de datos facilitados por otro operador- deberá ser inluico en una factura que se emita no más tarde del cuarto mes posterior a la fecha de ocurrencia de dicho evento".

El caso de Jorge es la segunda factura fraudulenta de mayor cuantía resuelta por FACUA relacionada con llamadas falsas a líneas 905. El año pasado, resolvió el caso de otro usuario, Heiko Kraft, un alemán residente en Barcelona, también cliente de Ono, al que la compañía había intentado cobrar casi 20.000 euros.

Ya somos 190.565