Desmantelada una red dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito

Los responsables del departamento antifraude de una cadena de establecimientos de bienes de consumo comunicaron a la Policía el pago de productos con tarjetas bancarias presumiblemente fraudulentas.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en fechas recientes a tres personas, una de nacionalidad española y dos naturales de Colombia, todos vecinos de la localidad navarra de Barañain, como presuntos autores de un delito de estafa y falsificación documental.

Las investigaciones se iniciaron en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, donde los responsables del departamento antifraude de una cadena de establecimientos de bienes de consumo comunicaron haber detectado diversas compras de sus productos, realizando el pago de sus importes con tarjetas bancarias presumiblemente fraudulentas.

Tras los primeros datos obtenidos en la investigación, se apreció la existencia de un grupo organizado compuesto por al menos siete miembros, cuyo máximo responsable se localizó en Barañain (Navarra), habiendo cometido hechos de la misma tipología en trece provincias españolas.

Una vez identificados los tres miembros más activos del grupo, agentes de la Jefatura de Logroño se desplazaron a Pamplona, donde junto a los investigadores de esta última constituyeron un operativo que culminó con las citadas detenciones y la intervención de cincuenta tarjetas blancas (soporte plástico sin serigrafiar y banda magnética), 27 tarjetas clonadas con datos de tarjetas reales en sus bandas magnéticas con serigrafías idénticas a las expedidas por la entidad bancaria correspondiente y material informático con aplicaciones para realizar las referidas clonaciones.

Igualmente se incautaron de dos aparatos de TV 3D de gran tamaño y alta gama, uno de menor tamaño y aparatos electrodomésticos, todo ello de reciente adquisición fraudulenta y preparados para su reventa.

Organizaciones de tráfico de información

Este grupo se proveía de datos de tarjetas bancarias a través de organizaciones de tráfico de información obtenidos en diferentes países extranjeros mediante sistemas como skimming o copiado de información electrónica contenida en las bandas magnéticas, conteniendo nombre de los titulares de las cuentas a las que están asociadas, su fecha de caducidad y el código de verificación.

El primero de los detenidos, líder del grupo, doblaba las tarjetas bancarias mediante equipos informáticos y software específico y las entrega a los miembros de la organización quienes adquirían productos de consumo, bien establecimientos de grandes superficies como en páginas web, entregándoselos posteriormente al responsable del grupo que los recolocaba en el mercado negro o a través de páginas de Internet especializadas en ventas de segunda mano.

Las investigaciones se mantienen abiertas a fin de identificar, localizar y detener al resto de los componentes de la organización y contrastar los datos obtenidos de los discos duros de los equipos informáticos intervenidos, con las denuncias presentadas por las víctimas, tanto actuales como las que se vayan detectando en el futuro, toda vez que este tipo de ilícito penal se detecta con el tiempo por tratarse de numeraciones de tarjetas que continúan en poder de su legítimo propietario y ser en la mayoría de origen foráneo.

Los detenidos, a dos de los cuales les constan antecedentes policiales, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial junto al atestado policial instruido.

Ya somos 188.944