Toyota y Nissan llaman a revisión a miles de vehículos en Estados Unidos por defectos de fabricación

El fallo de Toyota está relacionado con los sensores del airbag, mientras que Nissan alerta de un posible defecto en la columna de dirección de los vehículos.

El fabricante de automóviles Toyota ha llamado a revisión 307.848 unidades de sus modelos Highlander, Highlander híbrido y Rav4 en Estados Unidos por un eventual defecto en los sensores del airbag, según un informe remitido por la compañía a la Administración Nacional de la Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, en sus siglas en inglés).

La empresa japonesa ha explicado que esta llamada a revisión afecta a ciertas unidades del modelo Highlander y de su versión híbrida fabricadas en 2008, así como a las unidades del Rav4 que se fabricaron en 2007 y 2008.

Toyota ha explicado que el sistema de airbag de cortina de estos automóviles dispone de dos sensores que han sido diseñados para detectar un posible vuelco del vehículo. En el caso de que uno de estos sensores fallara, se iluminaría un piloto indicativo en el panel de control y se suspendería el dispositivo de control del vuelco.

No obstante, la empresa apuntó que el airbag de cortina seguirá activo en el caso de impacto. Además, señaló que en el caso de que los dos sensores fallasen, el pretensor del cinturón de seguridad podría accionarse de forma involuntaria y lesionar a alguno de los ocupantes del vehículo.

Toyota ha indicado que reemplazará los sensores defectuosos por otros nuevos sin cargo para sus clientes y explicó que empezará a notificar esta situación a los propietarios de estos vehículos que estén afectados por esta situación.

Llamada de Nissan

Por otro lado, Nissan también ha puesto en marcha una campaña de revisión en Estados Unidos que afectará a 195.991 unidades del modelo Pathfinder de Nissan y del Infiniti QX4, por un posible defecto en la columna de dirección de los vehículos.

Así, las unidades del Nissan Pathfinder afectadas se fabricaron entre 1996 y 2004, mientras que los Infiniti QX4 que están englobados en esta campaña se produjeron entre 1997 y 2003.

El defecto en la columna de dirección estaría causado por la entrada de agua o de sal del exterior en la columna de dirección, lo que ocasiona un comportamiento inadecuado de la misma y hasta su rotura.

Ya somos 188.764