La Policía interviene 400.000 etiquetas falsificadas en Barcelona

Los detenidos bordaban las etiquetas fraudulentas a las prendas en un taller textil para distribuirlas luego por los comercios de la zona del Maresme como auténticas.

La Policía Nacional ha detenido en Mataró y Cabrils (Barcelona) a cuatro personas -entre ellas, el empresario responsable del grupo- que se dedicaban a la falsificación y posterior comercialización de prendas y artículos de marca, y ha intervenido 400.000 etiquetas falsificadas dispuestas para ser insertadas.

Según han informado fuentes policiales, los detenidos bordaban las etiquetas fraudulentas a las prendas en un taller textil para distribuirlas luego por los comercios de la zona del Maresme como auténticas.

En la operación, la policía ha intervenido prendas de vestir, zapatillas deportivas, relojes, bolsas para el empaquetado, programas informáticos para materializar el fraude, transfers y abundante documentación, así como las etiquetas falsificadas.

Investigación

La policía disponía de información referente a un individuo apodado Canoso, que se estaba dedicando a la falsificación y comercialización de prendas de vestir de reconocidas marcas en la comarca.

La investigación llevó a los agentes a un polígono industrial de Mataró donde observaron intercambio de grandes bolsas de plástico, que contenían polos de marcas como Ralph Lauren y Tommy Hilfiger debidamente bordados para su fraudulenta comercialización.

Tras el arresto de ambos, la policía descubrió que otro hombre disponía de un taller textil en Mataró con sus hermanos, donde se bordaban los dibujos y cosían las etiquetas a las prendas con máquinas de última generación.

En el registro del taller se intervinieron numerosos artículos y prendas de vestir, etiquetas falsificadas y bolsas de plástico de diferentes marcas.

Días más tarde, los agentes interceptaron un envío de prendas falsas procedentes de Portugal a través de una agencia de transportes que iba dirigido al inicialmente investigado, y se intervinieron slips de las marcas Calvin Klein y Armani, y zapatillas deportivas de la marca Bikkemberg, todo ello falsificado.

En un registro en un domicilio de Cabrils, la policía encontró en un garaje cajas con prendas de vestir, 30.000 bolsas de plástico para empaquetar, 400.000 etiquetas falsificadas, relojes, zapatillas, polos, camisas, ropa interior masculina y femenina, todo ello de marcas como Lacoste, Dolce Gabanna, Hugo Boss, Rolex, G-Star o Versace.

El empresario detenido, máximo responsable del grupo, disponía de la infraestructura para la importación, transporte, manufactura y comercialización de los productos falsificados en el Maresme, y los cuatro arrestados ya han pasado a disposición judicial.

Ya somos 190.680