La revisión no se hizo con garantías

Iberdrola devolverá 1.900 euros a un socio de FACUA Castilla y León al que acusó de manipular su contador

El Servicio Territorial de Industria resuelve que la supuesta adulteración del medidor no quedó acreditada por ningún medio de prueba admitido en derecho.

Iberdrola devolverá 1.900 euros a un socio de FACUA Castilla y León al que acusó de manipular su contador

FACUA Castilla y León ha logrado que Iberdrola sea obligada a devolver 1.908,75 euros a su socio José Luis T.C. a quien facturó la mencionada cantidad tras acusarle de haber manipulado su contador de la luz. El Servicio Territorial de Industria, Turismo y Comercio de la Junta de Castilla y León ha determinado que la supuesta manipulación del aparato medidor no ha quedado acreditada por ningún medio de prueba admitido en derecho y que, por tanto, la refacturación llevada a cabo por la compañía no cuenta con la justificación necesaria.

En octubre de 2015, el afectado recibió en su domicilio situado en el municipio de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) una comunicación de Iberdrola en la que se le informaba de una presunta manipulación de su contador. En dicho informe se le indicaba que se había registrado la anomalía "equipo de medida con puentes de tensión manipulados" y que la empresa iba a refacturar conforme al artículo 87 del Real Decreto 1955/2000 (esto es, cobrarle el "importe correspondiente al producto de la potencia contratada, o que se hubiese debido contratar, por seis horas de utilización diarias durante un año"). Ante el miedo a que la empresa le cortase el suministro, este socio de FACUA Castilla y León decidió abonar la cantidad y reclamar a la empresa su devolución posteriormente.

Ante la negativa de Iberdrola a devolverle los 1.900 euros, José Luis decidió poner el asunto en manos de FACUA, que de nuevo se dirigió a la compañía, sin éxito.

FACUA Castilla y León decidió entonces reclamar en nombre de su asociado ante el Servicio Territorial de Industria, Turismo y Comercio de la Junta de Castilla y León. En su reclamación, la asociación indicaba que el afectado no se encontraba presente en la inspección que la empresa llevó a cabo para comprobar la supuesta manipulación del contador, y que Iberdrola no le ofreció esta posibilidad ni le notificó la fecha exacta de la revisión, pese a que son requisitos exigidos tanto por el informe de la Comisión Nacional de la Energía del 11 de abril de 2013 como por diferentes sentencias judiciales y resoluciones similares de diferentes administraciones.

Además, la asociación argumentó en su escrito que la compañía tendría que haber demostrado la supuesta manipulación a través de un informe oficial y no mediante uno privado realizado por su propio personal. Los técnicos de las distribuidoras de electricidad no gozan de la condición de agente de la autoridad y, en consecuencia, sus actas no poseen veracidad absoluta e indiscutible.

Inspección de parte interesada

En su Resolución, el Servicio Territorial de Industria anula la refacturación de Iberdrola, dado que la presunta manipulación "no queda acreditada por ningún medio de prueba admitido en derecho, sino tan sólo por un informe de inspección presuntamente realizado por personal de la compañía distribuidora, ya que no está firmado ni tampoco indicado el nombre del personal que realizó la inspección en presencia de una vecina del inmueble que certifica que el contador presuntamente manipulado pertenecía a otra persona". Industria indica "la falta de rigor por parte del inspector de Iberdrola en la toma de pruebas necesarias".

En este sentido, el organismo recuerda que la verificación debería haber sido realizada por “personal sin interés económico en la medida” (de acuerdo con el artículo 16.2 del Real Decreto 1110/2007). No es el caso de Iberdrola, continúa la Resolución, que sí tiene un interés económico en demostrar la manipulación del contador, dado que el Estado ofrece un incentivo económico a las eléctricas para la reducción del fraude, asociado al fraude detectado. Esto es, cuantas más manipulaciones de contadores denuncian, mayor es el incentivo económico que reciben del Gobierno (artículo 40 del Real Decreto 1048/2013, de 27 de diciembre, por el que se establece la metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de distribución de energía eléctrica).

El organismo declara improcedente la facturación, anula la factura y obliga a la devolución del importe cobrado, "teniendo en cuenta exclusivamente el consumo realizado medido por el contador y sin tener en cuenta la facturación por el presunto fraude".

Numerosos precedentes

En los últimos meses, FACUA viene denunciando multitud de casos de usuarios afectados por este tipo de prácticas fraudulentas por parte de las eléctricas, no sólo de Iberdrola, en todo el territorio estatal. Por este motivo, la asociación reclama a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que impulse sanciones a las principales empresas eléctricas (Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa) por atribuir a los consumidores falsas manipulaciones de contadores y lucrarse de ello.

La legislación del sector establece el pago de incentivos a las eléctricas por los casos de fraude que detecten, lo cual podría llevar a que se hinchasen las cifras reales para enriquecerse irregularmente con el dinero público. En este sentido, la CNMC ya ha reconocido la necesidad de revisar ese actual sistema de incentivos proponiendo que sean las propias eléctricas las que sufraguen las pérdidas por ese concepto, y no el consumidor final.

Ya somos 190.548