Google, Yahoo, Microsoft, Facebook, Yoigo... podrían quedar exentas

El Gobierno librará de la Ley de Servicios de Atención al Cliente a empresas con millones de usuarios

El Anteproyecto recoge que las empresas reguladas por la norma que tengan menos de 250 trabajadores no tendrán que cumplirla.

El Gobierno librará de la Ley de Servicios de Atención al Cliente a empresas con millones de usuarios
FACUA-Consumidores en Acción denuncia que si no rectifica su contenido, el Gobierno librará del cumplimiento de la futura Ley de Servicios de Atención al Cliente (SAC) a empresas con decenas, cientos de miles o incluso millones de usuarios.

Y es que el Anteproyecto de Ley SAC que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha enviado a las asociaciones de consumidores para su preceptivo trámite de audiencia recoge que las empresas reguladas por la norma que tengan menos de 250 trabajadores no tendrán que cumplirla.

Así, prestadores de servicios de comunicaciones electrónicas como las filiales de las multinacionales Google, Yahoo, Microsoft y Facebook, que en España tienen un reducido número de trabajadores, Tuenti, Yoigo y todos los operadores móviles virtuales, por citar algunos ejemplos, podrían quedar exentos de las obligaciones que sí afectarán a otras firmas con muchos menos clientes.

FACUA considera inaceptable esta regulación y espera que el Gobierno dé marcha atrás valorando que, si bien es razonable que pequeñas empresas puedan ver suavizadas determinadas obligaciones, el criterio para eximirlas de ellas no debe ser el número de trabajadores, sino otros que podrían estar relacionados con sus ingresos y el volumen de clientes.

Y es que resulta contradictorio con los objetivos de la futura Ley que multitud de empresas de, entre otros, el sector que precisamente más denuncias acapara por parte de los consumidores no tengan que contar con teléfonos gratuitos para atender sus consultas y reclamaciones, ni confirmarles por escrito la recepción de sus quejas. Con la previsión del Gobierno, tampoco verán regulado o reducido el plazo para contestar a las reclamaciones ni para que una persona y no una máquina atienda las llamadas.

En las alegaciones que ha remitido al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, FACUA argumenta que sería preciso igualmente dejar claro en la norma el criterio para el cómputo de los 250 trabajadores de la empresa fijado como excepción y que puede generar dudas de interpretación. En primer lugar, el requisito debe referenciarse a las empresas de servicios sometidas a la norma y no a las empresas prestadoras de la atención al cliente que puede recaer en un tercero al estar externalizada la atención al cliente.

Sector eléctrico

Igualmente, puede generar dudas e interpretaciones injustas para el consumidor, el caso del suministro eléctrico, donde la normativa sectorial ha establecido en todos los supuestos que la relación entre el usuario y las distintas empresas (distribuidora, transportista,…) sea siempre a través de la empresa comercializadora, pese a que todas asumen compromisos y obligaciones contractuales y legales en relación al suministro.

FACUA se pregunta qué trabajadores pretende computar el Gobierno, si la suma de los de todas las empresas eléctricas que prestan los servicios al usuario o sólo los de la comercializadora.

Asimismo, si la empresa suministradora tiene constituidas dos empresas, una a través de la cual comercializa el suministro con la Tarifa de Último Recurso (TUR) fijada por el Gobierno y otra comercializadora con precios libres, pudiera darse el supuesto de que dependiendo si el consumidor está acogido a TUR o está en mercado libre, con comercializadoras diferentes pero del mismo grupo empresarial, en un caso estuviese amparado por la norma y en otro no.

Ya somos 190.624