FACUA Sevilla denuncia ante el Ayuntamiento irregularidades en casetas y puestos de la Feria

Ausencia de información sobre precios, del cartel sobre hojas de reclamaciones, aseos sin jabón ni papel higiénico, alimentos no envasados sin proteger...

FACUA Sevilla ha realizado un estudio sobre veintidós establecimientos ubicados en el recinto ferial y sus alrededores y dieciséis casetas públicas y privadas de entrada libre por el que ha detectado un año más un buen número de irregularidades que vulneran la normativa que protege los derechos de los consumidores.

La Asociación ha denunciado los incumplimientos de la normativa vigente detectados en su estudio ante la Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla.

Una vez más, FACUA Sevilla espera que las autoridades competentes inspeccionen los establecimientos del recinto ferial para verificar las irregularidades denunciadas y lleven a cabo medidas para garantizar que dejen de producirse, así como procedan a abrir expedientes sancionadores a los responsables.

La Delegación de Salud y Consumo ha tardado un año en dar respuesta a las denuncias presentadas por FACUA Sevilla durante la Feria de 2010 -las planteadas en 2009 nunca fueron contestadas-. En ella, indica que detectó y subsanó una parte de las irregularidades pero no aclara si aplicó sanciones.

Además de criticar las carencias en las inspecciones del Ayuntamiento sobre las casetas públicas, FACUA Sevilla denuncia que no la Delegación de Salud y Consumo no realice absolutamente ningún control sobre las privadas, una grave dejación de funciones que aumenta los riesgos de abusos contra los consumidores e intoxicaciones alimentarias.

Técnicos de la Asociación han visitado en esta ocasión quince puestos ubicados en el recinto ferial y siete en el parque de atracciones de la Calle del Infierno, once casetas del Ayuntamiento y las empresas municipales y cinco privadas de entrada libre.

Casetas

Aunque todas las casetas visitadas exhiben listas de precios, la mayoría -nueve de las dieciséis- omite los de determinadas bebidas o comidas, vulnerando con ello la legislación.

Cinco de las dieciséis casetas visitadas no protegen con vitrinas determinados alimentos perecederos no envasados de cara al público.

En cuanto a los servicios, en diez de ellos no había papel higiénico, trece no tenían jabón, catorce no disponían de toallitas o máquinas para secarse las manos y tres carecían de tapa en el váter.

Además, en cinco de las casetas encuestadas una persona pide dinero por utilizar el servicio, en varios casos como condición para disponer de papel higiénico, llegando al extremo en uno de los casos de prohibir la entrada si no se paga.

El "perfecto estado de conservación" de los alimentos y el "perfecto funcionamiento y decoro de los servicios sanitarios" son obligaciones básicas para el sector de la hostelería establecidas desde los años 60.

Por otro lado, casi la mitad de las casetas visitadas, siete de las dieciséis, no exhibe el cartel que debe informar de la existencia de hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores.

En este sentido, FACUA Sevilla recuerda que el Decreto 72/2008, de 4 de marzo, establece en su artículo 4 que los establecimientos deben exponer "de modo permanente y perfectamente visible y legible, un cartel en el que se anuncie que existen hojas de quejas y reclamaciones a disposición de quienes las soliciten. El cartel se colocará en las zonas de entrada y, en su caso, de salida de los establecimientos o centros, así como en las zonas de atención a la clientela".

Ley del tabaco

Nadie fumaba en las casetas de entrada libre visitadas por FACUA Sevilla, ni usuarios ni camareros, cumpliendo con ello lo establecido en la Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

En cuanto al cartel informativo sobre la prohibición de fumar en el interior de las casetas, estaba en trece de las dieciséis casetas. FACUA Sevilla ha trasladado a la Delegación Provincial de Salud de la Junta de Andalucía la ausencia del mismo en tres casetas, de empresas municipales, incumpliendo la Ley del tabaco.

Establecimientos en el recinto ferial

Diecisiete de los veintidós puestos visitados en el recinto ferial y la Calle del Infierno no exhiben el cartel obligatorio para informar de la existencia de hojas de reclamaciones y tres lo tienen colocado en un lugar poco visible. Sólo dos de ellos cumplen por tanto la normativa andaluza sobre hojas de reclamaciones.

En cuanto a los precios de los productos que venden, sólo tres de los veintidós puestos cumplen la normativa al tenerlos expuestos al público. Otros ocho exhiben los precios de una parte de los artículos que comercializan, ocultando la información sobre el resto. La gran mayoría de los puestos encuestados que comercializan alimentos no envasados los protegen con vitrinas, aunque tres de ellos incumplen la normativa en este sentido, con el consiguiente riesgo de intoxicaciones.

FACUA Sevilla espera un año más que la Administración inspeccione los establecimientos para subsanar las irregularidades denunciadas y aplicar las sanciones establecidas en la normativa vigente.

Ya somos 188.766