FACUA Córdoba pide al Ayuntamiento que asuma sus competencias de control para la Feria

La Asociación presentó en 2010 una denuncia sobre cincuenta y seis establecimientos instalados en el Recinto Ferial que, tras doce meses, no ha sido contestada.

FACUA Córdoba ha presentado un escrito dirigido al alcalde de la ciudad, Andrés Ocaña, y otro a la delegada de Salud y Consumo, Alba Doblas, para trasladarles su preocupación por la falta de control que se repite cada año en la Feria de Mayo.

La Asociación ha reclamado que asuman sus competencias de control para proteger los intereses económicos y sanitarios de los consumidores y considera "lamentable" que una corporación municipal no asuma sus responsabilidades.

En dicho escrito la Asociación le ha recordado al alcalde de la ciudad y a la delegada de Consumo, que el pasado 23 de mayo de 2010 se presentó una denuncia sobre cincuenta y seis establecimientos ambulantes instalados en la Feria de Mayo en la que se le informaba de un cúmulo de irregularidades en materia de consumo y conservación de alimentos detectadas.

Tan sólo dos de los veintisiete puestos ambulantes visitados en el recinto ferial exhibía el cartel obligatorio para informar de la existencia de hojas de reclamaciones y sólo uno exponía el cartel acreditativo de su licencia de actividad. Asimismo, siete de los nueve establecimientos encuestados que comercializaban alimentos no envasados, no cumplían con los requisitos necesarios de conservación.

De los veintinueve establecimientos ambulantes encuestados en la Calle del Infierno y los alrededores de la Feria, sólo dos exhibían el cartel informando de la existencia de hojas de reclamaciones, y cinco exponían la placa con su licencia de actividad. Además quince de estos establecimientos no protegían correctamente los alimentos con vitrina.

FACUA Córdoba recuerda que casi todas las casetas cuentan con establecimientos dedicados a la venta de comida y bebida, cuyos titulares de las mismas deben cumplir la normativa vigente. Las administraciones deben asumir sus competencias de control para proteger los intereses económicos y sanitarios de los consumidores.

Por ello, la Asociación ha solicitado al alcalde y la delegada de Consumo que para la Feria de la Salud de 2011, el Ayuntamiento controle el estado de conservación y manipulación de los alimentos que se comercializan así como la existencia de listas de precios, hojas de reclamaciones y sus correspondientes carteles anunciadores.

Además, el cartel acreditativo de la licencia de actividad deberá estar expuesto. En este sentido, FACUA Córdoba recuerda que la Ley 9/1988, de 25 de noviembre, del Comercio Ambulante, establece en su artículo 3 que el comerciante debe "tener expuesto al público, con suficiente notoriedad, la placa identificativa" entregada por el Ayuntamiento, que "contendrá los datos esenciales de la autorización".   

Debido a las numerosas quejas que recogió FACUA Córdoba en la Feria pasada por la falta de aseos, la Asociación ha solicitado también a dichos responsables políticos la instalación de aseos suficientes en el recinto ferial, sin olvidar la necesidad de aseos adaptados para personas con movilidad reducida.

El año pasado se instalaron únicamente tres aseos, justamente al principio de la calle del infierno. Esta situación provoco diariamente que miles de personas que visitaban la Feria, entre las que se encontraban personas con movilidad reducida, no les quedara más remedio que buscar una caseta o ir al balcón del Guadalquivir para hacer sus necesidades.

Ya somos 190.650