Amenaza a Fomento con dejar de operar en España y echar a sus trabajadores

FACUA considera que el chantaje de Ryanair es consecuencia de la tibieza del Gobierno y las CCAA ante sus continuos fraudes

Para la asociación, es lamentable que las multas a la compañía aérea más denunciada apenas superen 1 millón de euros.

FACUA-Consumidores en Acción considera que el chantaje de Ryanair, amenazando con dejar de operar en España si no se le retiran las multas, es consecuencia de la tibieza del Gobierno y las comunidades autónomas ante sus continuos fraudes.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, ha enviado una carta al ministro de Fomento, José Blanco, en la que le amenaza con iniciar "el proceso de reducción de vuelos, rutas, tráfico y empleos en los aeropuertos españoles" si no se retiran las multas impuestas por distintas administraciones a la aerolínea irlandesa y le advierte que este "problema" es "potencialmente peligroso para el turismo español".

A FACUA no le sorprende que Ryanair haya elevado el listón pasando de burlarse de las autoridades y el marco legal vigente a nada menos que presionar con las citadas amenazas a un ministro, teniendo en cuenta el ínfimo nivel de control y la tímida respuesta sancionadora sobre las graves irregularidades que viene cometiendo esta compañía.

Ryanair está cada vez más crecida porque lleva años ganando cantidades millonarias mediante prácticas fraudulentas sin que las administraciones competentes le pongan freno y ahora se permite amenazar con dejar de operar en un país si no se le perdonan las escasas y ridículas multas que se le han impuesto por ello, advierte FACUA.

La asociación considera lamentable que las sanciones a la que ya es la compañía aérea más denunciada por los usuarios según su último balance apenas superen 1 millón de euros -según Ryanair, a fecha de diciembre de 2010 eran poco más de 1,23 millones-.

El 34% de los afectados por abusos o fraudes de las compañías aéreas que se dirigieron a FACUA en el último año para solicitar asesoramiento o tramitar una reclamación tenían problemas con la aerolínea irlandesa (sin contar las planteadas durante el paro de los controladores). A continuación, Vueling, con el 24%, seguida de Iberia, con el 19%.

Recientemente, la compañía amenazó a FACUA con llevarla a los tribunales por poner de manifiesto públicamente sus fraudes millonarios y animar a los consumidores a denunciarla.

La última denuncia presentada por FACUA contra Ryanair, el pasado abril, está motivada por imponer una comisión a cada billete a cambio de cumplir la obligación legal de facilitar un transporte alternativo o devolver el importe del billete y ofrecer asistencia a los pasajeros en casos de cancelaciones por causas de fuerza mayor.

Texto íntegro de la carta del consejero delegado de Ryanair al ministro

Como seguramente sabrá, Ryanair se ha convertido en los últimos años en el mayor inversor extranjero en el turismo español. Durante 2011, Ryanair operará más de 500 rutas, con origen o destino en 23 de los mayores aeropuertos de España, transportando a cerca de 33 millones de pasajeros dentro y fuera del país, y generando más de 33.000 empleos en los aeropuertos españoles en los que está presente. Debido a la popularidad de los servicios de bajo coste de Ryanair, la compañía ha superado ya a Iberia y se ha convertido en la mayor aerolínea de pasajeros de España.

Sin embargo, este crecimiento y éxito parece haber atraído un nivel cada vez mayor de interferencia burocrática a través de una absurda serie de investigaciones regulatorias, que han derivado en acusaciones infundadas de infracciones, y de la imposición de multas que van en contra del derecho legal de Ryanair a la presunción de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad.

Le adjunto la lista actual de investigaciones administrativas pendientes en España a fecha de diciembre de 2010, por las que se han impuesto multas de más de 1,23 millones de euros –bajo la presunción de culpabilidad– sin que las agencias pertinentes hayan hecho esfuerzo alguno por verificar los hechos de estos casos o hayan tomado en cuenta la defensa de Ryanair. En muchos casos, las multas se han aplicado porque supuestamente Ryanair no ha respondido, cuando la realidad es que estas agencias no han contactado directamente con Ryanair hasta que se ha impuesto una sanción.

El alcance y escala de estas multas son (a) claramente desproporcionados (en algunos casos de 18.000 euros en relación a un solo vuelo), teniendo en cuenta que Ryanair genera de media ventas totales de 5.000 euros por vuelo, y (b) discriminatorios (no creemos que otras aerolíneas españolas estén sujetas a esos niveles de interferencia o multas administrativas).

Esta política vengativa de imponer sanciones sin tener en cuenta la realidad de cada caso o la validez de la defensa de Ryanair, supone una violación de los derechos de Ryanair bajo la Convención Europea de Derechos Humanos. Es poco equitativo e injusto esperar que Ryanair pague estas multas abusivas, y malgastar después de tres a cuatro años y considerables sumas en honorarios legales para apelar y anular unas sanciones que no deberían haberse aplicado desde un principio, ya que Ryanair no ha cometido violación alguna.

Solicito por lo tanto una reunión urgente con usted, para discutir este creciente problema, que de no revisarse, obligará a Ryanair a dar marcha atrás en sus planes de crecimiento del turismo en España, lo que derivará en cierres generalizados de rutas, en recortes del tráfico y en pérdidas de puestos de trabajo en muchos aeropuertos españoles.

Ryanair no está dispuesto a malgastar valioso tiempo y recursos ni a pagar multas impuestas ilegalmente por agencias que han aplicado claramente la política de ignorar las reglas de la justicia natural y de violar el derecho de Ryanair a la defensa y a un proceso justo.

Ryanair no pagará estas multas desproporcionadas o discriminatorias, y si esto derivase en órdenes de ejecución, iniciaremos el proceso de reducción de vuelos, rutas, tráfico y empleos en los aeropuertos españoles.

Debo solicitar su ayuda para poner fin a estas injustas multas, y para garantizar que estas agencias burocráticas empiezan a apoyar las inversiones multimillonarias de Ryanair en los aeropuertos y el turismo español, en lugar de minar y poner en peligro el crecimiento de Ryanair en España con estas sanciones infundadas e injustas.

Pediré a mi oficina que contacte con su despacho esta semana para concretar una reunión de urgencia con el objetivo de resolver este importante problema, potencialmente peligroso para el turismo español.

A la espera de conocerle en persona,

le saluda atentamente,

Michael O’Leary
Consejero delegado

Ya somos 190.659