FACUA Sevilla demanda al Ayuntamiento que inicie la retirada de la licencia a la caseta que expulsó a una pareja de gays

Advierte que la corporación municipal, que concede las licencias, no puede permitir que sus titulares practiquen o permitan en ellas actos de homofobia.

FACUA Sevilla demanda al Ayuntamiento hispalense que abra un expediente al titular de la caseta que expulsó a una pareja de gays por bailar juntos y le retire la licencia si no se retracta de esta deplorable conducta.

Frente a la supuesta incapacidad para actuar manifestada desde la Delegación de Fiestas Mayores de la corporación municipal, FACUA Sevilla recuerda que el Ayuntamiento es el que concede las licencias de las casetas privadas y por tanto no puede permitir que sus titulares practiquen o permitan en ellas actos de homofobia.

Por segundo año consecutivo trascienden prácticas homófobas en casetas de la Feria de Sevilla mediante la expulsión de homosexuales sin que el Ayuntamiento tome medidas. En 2010, otra pareja fue objeto de esta discriminación por el mero hecho de besarse.

El argumento de que en una caseta privada puede hacerse lo que sus titulares quieran es inaceptable, advierte FACUA Sevilla. Con él, podrían cometerse en ella todo tipo de actos anticonstitucionales, tanto homófobos como xenófobos, racistas, de exaltación del terrorismo o del franquismo, así como el consumo de drogas ilegales, tabaco, alcohol por menores y la venta de alimentos en mal estado.

Ya somos 190.548