Incautan 7.000 kilos de comida caducada en un almacén de Vigo para comercializarla alterando las fechas

El presunto autor había trabajado de comercial para una empresa dedicada a importar este tipo de productos.

Efectivos de la Policía Local de Vigo se han incautado de un total de 7.000 kilogramos de comida caducada procedente de Brasil (distribuida en unos 15.000 productos) que estaban guardados en un almacén de la ciudad olívica, el cual ha sido precintado, y, además, han intervenido otros 90 envases y productos en dos tiendas de la ciudad, material que tenía la fecha de validez manipulada por estar también caducado.

Según informan las fuerzas de seguridad, la investigación comenzó a principio de año, cuando el equipo de la EVAP de la Policía tuvo conocimiento de que una persona de origen brasileño realizaba ventas, en diversos establecimientos, de productos alimenticios caducados con las fechas de caducidad manipuladas.

Ante esta situación, los agentes realizaron "minuciosas inspecciones" en los principales comercios de la ciudad dedicados a este tipo de productos y detectaron, en dos de estos locales (uno en Travesía de Vigo y otro en la Avenida de La Florida), que había mercancía caducada a la que se habían alterado las fechas. Estos alimentos y envases (paquetes, tetra briks y botellas, entre otros) fueron incautados y retirados de la venta, siendo posteriormente puestos a disposición judicial.

Las fuerzas de seguridad identificaron al supuesto autor de los hechos, un hombre natural de Brasil y residente en Vigo, de 39 años de edad y de iniciales A.M.R., a quien se le imputa un supuesto delito contra la salud pública; y continuaron las pesquisas.

De hecho, tras hacer un seguimiento al sospechoso, lograron encontrar un almacén en unas antiguas galerías comerciales de la zona de Plaza América donde se guardaban los diversos productos, así como diferentes útiles con los que se falsificaban las fechas de validez de los alimentos.  

Contactos profesionales

El presunto autor de los hechos, según explica la Policía, habría aprovechado sus contactos profesionales anteriores, ya que había trabajado como comercial para una empresa de importación de este tipo de productos y domiciliada en O Porriño (Pontevedra).

Así, el individuo se hizo con la cantidad de alimentos después de que el gerente de esa firma, tras el cese de actividad de ésta, tuviera el producto almacenado para inutilizarlo (por estar caducado) y se lo cedió al imputado.

La actuación, denominada 'Operación Brasil', se ha desarrollado con la colaboración y coordinación de inspectores del Servicio de Control de Riesgos Ambientales, dependientes del departamento territorial de Sanidad de Pontevedra de la Xunta; los cuales, de forma paralela, han iniciado las actuaciones de su competencia.

Ya somos 188.935