Ante la crisis alimentaria por los pepinos con E.coli

FACUA critica que los gobiernos central y andaluz todavía no se hayan reunido con las organizaciones de consumidores

Independientemente de su origen, casos tan graves como estos ponen de manifiesto la necesidad de reforzar los controles en todas las fases de la cadena agroalimentaria en la UE.

Ante la crisis alimentaria suscitada por la contaminación de pepinos con una cepa de la bacteria E.coli, FACUA critica que ni los ministerios de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ni de Sanidad, Política Social e Igualdad se hayan reunido aún con las organizaciones de consumidores para informarles puntualmente sobre la situación.

Algo que tampoco ha hecho el Gobierno andaluz, que además las ha dejado fuera de la anunciada comisión permanente de trabajo que integrarán representantes de las consejerías de Agricultura y Salud y del sector hortofrutícola andaluz.

En este sentido, el Ejecutivo autonómico tampoco ha anunciado la creación de otra comisión de similares características con las federaciones de consumidores representativas.

FACUA advierte que independientemente de que las contaminaciones con E.coli se hayan producido en la fase de producción, transporte, manipulación o venta de los productos afectados, casos tan graves como estos ponen de manifiesto la necesidad de reforzar los controles en todas las fases de la cadena agroalimentaria en la Unión Europea.

En este sentido, la asociación recuerda que en los últimos años no están produciéndose precisamente grandes aumentos en las inversiones en materia de inspección por parte de las administraciones, como tampoco se dan a conocer públicamente la inmensa mayoría de las irregularidades detectadas en empresas implicadas en la cadena alimentaria ni las sanciones impuestas a las mismas.

Ya somos 188.771