Sanidad retira Staminex por incluir en su composición un principio activo no declarado en su etiqueta

Es un producto para la disfunción eréctil vendido en Internet.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha ordenado la retirada del mercado de Staminex, un producto ofrecido en Internet como tratamiento natural de la disfunción eréctil, por incluir en su composición el principio farmacológicamente activo hidroxihomotiosildenafilo, derivado del sildenafilo, sin declarar en su etiqueta.

La presencia de este principio activo, hallado en los análisis realizados por los Laboratorios Oficiales de Control de la Aemps, conferiría al producto la consideración legal de medicamento, según el artículo 8 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

"Este producto se ofrece en Internet como una alternativa '100% natural, compuesto por ingredientes naturales', con propiedades terapéuticas indicado para el tratamiento de patologías del sexo masculino, como es la disfunción eréctil", explican desde esta Agencia.

Contraindicaciones

El hidroxihomotiosildenafilo así como otros derivados del sildenafilo, actúa restaurando la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene por inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE5).

Están contraindicados en pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión o hipertensión arterial no controlada, ictus y para personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica.

Este grupo de principios activos presenta numerosas interacciones con otros medicamentos, pudiendo además aparecer reacciones adversas de diversa gravedad a tener en consideración, como cardiovasculares, ya que su consumo se ha asociado a infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebrovascular e incluso muerte súbita cardiaca.

También pueden presentarse cefaleas, mareos, dispepsia, dolor abdominal, congestión nasal, mialgias, dolor de espalda, reacciones de hipersensibilidad como urticaria, erupciones exantemáticas, erupciones cutáneas o dermatitis, alteraciones oculares y visuales, entre otros problemas.

Este producto no ha sido objeto de evaluación y autorización previa a la comercialización por parte de la Aemps, como consta en el Real Decreto 520/1999, de 26 de marzo, por el que se aprueba el Estatuto de la Agencia Española del Medicamento y el artículo 9.1 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, siendo su presencia en el mercado ilegal.

Ya somos 188.949