Holanda condena a Ryanair por cobrar suplementos a los clientes que pagan con tarjeta

El cargo sólo podría evitarse pagando con una tarjeta de débito no disponible en Holanda.

La aerolínea irlandesa Ryanair ha sido condenada en Holanda por la instancia que aplica el código de publicidad (Dutch Advertising Code Comité), por el cobro de suplementos a clientes que pagaron con tarjeta de crédito.

Según un comunicado al que tuvo acceso Europa Press, esta condena se produce tras la denuncia presentada por el socio de la asociación de agencias de viajes de negocios Gebta en Holanda, ANVR, debido a que Ryanair no informa cuando anuncia el precio del billete que el cliente tiene que pagar "una suma significativa" cuando paga con una tarjeta de crédito.

ANVR puso como ejemplo que cuando un viajero se dispone a comprar un billete de avión que cuesta 60 euros, Ryanair cobra un cargo adicional de 5 euros en concepto de tasas de administración que el cliente sólo puede evitar utilizando una tarjeta de crédito de prepago específica que no está disponible en Holanda.

Ryanair no notifica al cliente sobre la falta de disponibilidad de esta tarjeta de débito específica ni menciona los costes asociados a la misma, lo que constituye un motivo "más que suficiente" para la denuncia por parte de la asociación ANVR, que aglutina a touroperadores y agencias de viajes locales.

Costes no opcionales

El Dutch Advertising Code Committee determinó el pasado mes de abril que los costes adicionales por el uso de la tarjeta de crédito no son opcionales ni evitables y que por ello deben ser incluidos en el anuncio del precio del avión.

Es por ello que acusó a la aerolínea de violar la regulación publicitaria holandesa e instó a la low cost a no realizar su publicidad de esta manera.

Ryanair presentó una apelación en contra del fallo, y el consejo de apelación del Advertising Code Committee ha determinado ahora que la tarjeta de débito anteriormente mencionada "no es una alternativa" y que los costes adicionales son inevitable, por lo que da la razón a la demanda presentada por ANVR.

El director de la ANVR, Frank Oostdam, se mostró muy satisfecho con el fallo, ya que Ryanair no practica el fair play excluyendo del precio del billete anunciado estos llamados recargos opcionales. "Hemos visto ejemplos que muestran que la reserva con Ryanair es un 80% más cara que el precio anunciado en la publicidad", destacó.

Ya somos 188.773