En julio sube 1,02 euros con respecto a la tarifa vigente desde enero

FACUA advierte que la luz ya ha subido este año 7,79 euros mensuales para el usuario medio

Critica que el Gobierno continúe revisando la tarifa a partir de la opaca subasta del mercado de la generación, un sistema que resulta una auténtica pantomima en la que las grandes empresas del sector fijan a su antojo el precio del kWh.

FACUA advierte que la luz ya ha subido este año 7,79 euros mensuales para el usuario medio

FACUA-Consumidores en Acción calcula que la subida de la luz aprobada por el Gobierno para este mes de julio aumentará la factura mensual del usuario medio en 1,02 euros (0,8235 más el 24,03% que representan los impuestos sobre la electricidad e IVA).

Teniendo en cuenta que en enero la luz subió 6,77 euros (5,45706 más impuestos indirectos) para el usuario medio, el incremento acumulado en lo que va de año supone ya un 7,79 euros mensuales, o sea, 93,48 al año.

La nueva subida supone un 11,8% con respecto a la última tarifa vigente en 2010, la de octubre, y un 1,4% sobre la aprobada en enero de este año.

El usuario medio utilizado por FACUA para realizar sus cálculos de subidas tarifarias tiene una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo mensual de 366 kWh. Esta cifra es el resultado de un análisis efectuado por la asociación sobre más de 50.000 facturas eléctricas de viviendas ocupadas.

La subasta eléctrica, una pantomima

FACUA critica que el Gobierno continúe revisando la tarifa eléctrica a partir de la opaca subasta del mercado de la generación, un sistema que resulta una auténtica pantomima en la que las grandes empresas del sector fijan a su antojo el precio del kWh.

La política energética, denuncia la asociación, está plegada a los intereses de las empresas del sector, las cuales siguen sin competir en el mercado libre. Para FACUA, el objetivo de las eléctricas es que el Ejecutivo acabe eliminando la Tarifa de Último Recurso (TUR) o destinándola a un reducido porcentaje de usuarios para que la mayoría sean expulsados a un mercado libre con tarifas mucho más elevadas.

Según publica hoy el BOE, el precio del kWh en la modalidad sin discriminación horaria pasará a ser en julio, redondeando a dos decimales, de 17,65 céntimos (14,2319 céntimos más el 24,03% que representan los impuestos sobre la electricidad y IVA).

El término de energía, esto es, los kWh consumidos, representa el 87% del recibo de la luz para el usuario medio. El término de potencia, que supone el 13%, se mantendrá en 2,13 euros (1,719427 más impuestos indirectos) por kW.

La subida en el precio del kWh representa el 1,6% con respecto al vigente desde enero, 17,37 céntimos (14,0069 más ii.).

Subida de 7,79 euros mensuales en lo que va de año

El usuario medio pasará a pagar desde julio 73,99 euros (59,6542328 más ii.) mensuales.

La cifra está 1,02 euros (0,8235 más ii.) por encima de los 72,97 euros (58,8307328 más ii.) que abonaba con la tarifa aprobada el pasado enero, con lo que la subida representa un 1,4%.

Si se compara la evolución con respecto a la última tarifa aprobada en 2010, la de octubre, el incremento en lo que va de año ha sido del 11,8%. A finales del año pasado, el usuario medio pagaba 66,20 euros (53,3736728 más ii.) mensuales.

Ya somos 188.904