España, tercer país de la UE que intercepta más artículos falsificados

Con un valor superior a los 1.000 millones de euros.

España es el tercer país de la Unión Europea que interceptó el año pasado más artículos falsificados o de contrabando, hasta alcanzar un total de 12,3 millones, cifra que representa un aumento del 184% respecto a 2009. Sólo Grecia (22,3 millones) e Italia (15,9 millones) confiscaron más productos falsos en sus aduanas, según el informe anual publicado este jueves por la Comisión.

España se encuentra también entre los Estados miembros que realizaron más operaciones aduaneras el año pasado, en concreto 3.169 intervenciones (un 3% más que en 2009). Encabezan esta clasificación Alemania (22.146 casos, un 166% más) y Reino Unido (22.125 casos, un 945% más).

En el conjunto de la UE, el número de casos de operaciones para localizar productos falsificados aumentó un 82% el año pasado hasta rozar las 80.000. Este "dramático incremento" se debe al crecimiento de las ventas a través de Internet, que "ha abierto una nueva vía de distribución" de falsificaciones "que pueden ser de mala calidad o incluso peligrosas para la salud y la seguridad de los consumidores", según la Comisión.

En contraste, el número de productos confiscados en toda la UE descendió un 12%, desde 118 millones en 2009 hasta 103 millones el año pasado. La razón es que, pese al aumento en el tráfico postal, los paquetes interceptados eran sobre todo pequeños. Además, la disminución de las detenciones en el tráfico marítimo ha reducido las cantidades globales de artículos localizados.

Por primera vez, el informe incluye un cálculo aproximado del valor de mercados de los artículos falsificados interceptados, que supera los 1.000 millones de euros. Los principales tipos de artículos decomisados en las aduanas fueron cigarrillos (34% del total), material de oficina (9%), otros productos de tabaco (8%), etiquetas y emblemas (8%), ropa (7%) y juguetes (7%).

Pero los más caros con diferencia son ropa (202 millones de euros) y calzado (166 millones), mientras que el valor de los cigarrillos confiscados asciende a 124 millones.

El 14,5% de todos los artículos interceptados son productos para el hogar como champús, jabones, medicamentos o aparatos domésticos. Los fármacos más falsificados (99%) son las píldoras adelgazantes o el Viagra, pero la Comisión ha avisado de que también se han localizado antibióticos, antidepresivos, antialérgicos, tratamientos para el cáncer o píldoras abortivas.

China, punto de origen

En 2010, el 85% de los artículos falsificados interceptados por la UE venían de China, lo que representa un fuerte incremento respecto al 64% del año anterior. Otros países son el principal punto de origen para diferentes categorías de productos, especialmente Turquía para alimentos, Tailandia para bebidas no alcohólicas, Hong Kong para tarjetas de memoria o India para medicamentos.

El comisario de Aduanas, Algirdas Semeta, ha recordado que la UE firmó un acuerdo con China en 2009 para desarrollar un plan de acción aduanero con el objetivo de frenar las falsificaciones y ha destacado la "buena voluntad" de las autoridades chinas. "Es muy difícil esperar que en un año la situación mejore mucho", se ha justificado. "Seguimos presionando a las autoridades chinas para que hagan más esfuerzos en la aplicación de este acuerdo", ha asegurado.

 El 90% de los productos decomisados se destruyó o se incoó un proceso judicial para determinar la infracción.

Ya somos 190.548