FACUA considera el anuncio del Santander una operación de lavado de imagen que además aumentará sus beneficios

El banco ofrece la carencia de tres años en el pago del capital de las cuotas hipotecarias para determinados particulares con dificultades de pago. Es una maniobra de distracción frente a las reivindicaciones de la dación en pago y la moratoria de los embargos.

FACUA-Consumidores en Acción considera una maniobra de distracción frente a las reivindicaciones de la dación en pago y la moratoria de los embargos el anuncio del Santander por el que ofrece la carencia de tres años en el pago del capital de las cuotas hipotecarias para determinados particulares con dificultades de pago.

Con esta operación de lavado de imagen, el banco no hará otra cosa que aumentar los beneficios que le reportan los préstamos de los usuarios que se acojan a la medida.

Más beneficios: el capital no abonado generará más intereses

Y es que el Santander no sólo se asegurará el cobro de las cuotas de los clientes con mayor riesgo de impago, sino que aumentará los beneficios de sus préstamos ya que el capital no abonado durante los tres años generará más intereses.

FACUA cree que esta estrategia de marketing puede ser utilizada también para continuar frenando los cambios en la legislación hipotecaria que vienen reivindicando numerosas organizaciones para acabar con una regulación lesiva para los intereses de los usuarios a la medida de los intereses del sector financiero.

La dación en pago y el establecimiento de una moratoria a los embargos de viviendas son dos de estas medidas, que los principales partidos políticos no están apoyando.

No ha dudado en dejar en la calle a numerosas familias embargando sus viviendas

Frente a la bondadosa imagen que pretende mostrar el Santander, FACUA recuerda que la entidad no ha dudado en dejar en la calle a numerosas familias embargando sus viviendas por su incapacidad de pago de las hipotecas. Y ello reclamándoles además el abono de cantidades desproporcionadas por la devaluación de su valor de mercado y la inexistencia de la figura de la dación en pago en la legislación hipotecaria española.

Según el anuncio del Santander, el banco aplicará ofertará a partir del 1 de agosto "una moratoria de capital de tres años" a particulares y autónomos con "con usas objetivas de problemas económicos, como estar en paro o haber sufrido una caída de sus ingresos de más del 25%, y que tengan dificultades transitorias en el pago de sus hipotecas sobre vivienda habitual".

Con ella, "los clientes tendrán la posibilidad de alargar el vencimiento del crédito, para compensar el periodo de carencia, sin que cambien las condiciones financieras del préstamo, ni durante el periodo de carencia, ni al finalizar el mismo", según ha indicado en su comunicado de prensa.

Ya somos 190.548