Andalucía rehúye de la prometida participación de las organizaciones de consumidores en el control y gestión de las agencias públicas

Las excluye en la reordenación del sector público después de que el portavoz parlamentario socialista anunciase que su participación supondría un "planteamiento revolucionario en la Administración". El Gobierno anunció que antes de julio aprobaría dos decretos para dar cumplimiento a sus compromisos.

FACUA Andalucía denuncia que el Gobierno andaluz rehúye de la prometida participación de las organizaciones de consumidores en el control y gestión de las nuevas agencias públicas. Algo que para la Federación es un suma y sigue en la devaluación de las participación ciudadana en las políticas del Ejecutivo.

Pese a los reiterados compromisos del PSOE andaluz y del Gobierno, el movimiento de consumidores sigue fuera de los órganos consultivos y de los consejos de administración de las agencias.

Así, han sido excluidas en la reordenación del sector público después de que el portavoz parlamentario socialista anunciase nada menos que su participación en el "control y gestión" de las agencias supondría un "planteamiento revolucionario en la Administración".

A finales de abril, FACUA Andalucía denunció que el Gobierno se saltó la ley al no permitir que las organizaciones de consumidores conocieran y dieran sus valoraciones a los decretos de aprobación de los estatutos de las nuevas agencias creadas en el marco de la Ley 1/2011, de 17 de febrero, de reordenación del sector público de Andalucía. Estatutos en los que no se recoge su prometida participación.

Ante las críticas de FACUA Andalucía, la Consejería de Hacienda y Administración Pública respondió mediante un comunicado que antes del 30 de junio se aprobarían dos decretos que establecerían la forma de participación pública de las organizaciones representativas de la ciudadanía en las entidades instrumentales relacionadas con la prestación de servicios públicos. Decretos que no han visto la luz.

La Consejería aseguró que así daría "cumplimiento al compromiso adquirido con la asociación de consumidores FACUA en el proceso de reordenación del sector público de Andalucía, tal como se recoge en la Ley 1/2011, de 17 de febrero, y como es voluntad del Ejecutivo andaluz". "Todo ello", proseguía el comunicado, "en la única dirección de garantizar unos servicios públicos de calidad, gestionados con la mayor transparencia y con la participación, entre otras, de las organizaciones representativas de la ciudadanía".

Las distintas consejerías de la Junta no han permitido a las organizaciones de consumidores valorar los estatutos ni dado participación en los órganos de la Agencia Andaluza del Conocimiento, la Agencia de Obra Pública, el Servicio Andaluz de Empleo, la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera, la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía. La única excepción es la de la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol, donde ya había representación de los consumidores antes de su reestructuración.

Ya somos 190.689