Las compañías deben prestar asistencia además de devolver el importe de los billetes ante cancelaciones de vuelos a EEUU por el huracán Irene

FACUA recuerda que se trata del importe íntegro, incluyendo suplementos, recargos y tasas. Y comida, bebida y alojamiento si lo necesitan.

FACUA-Consumidores en Acción recuerda que ante las cancelaciones de vuelos a EEUU por el huracán Irene, las compañias aéreas están obligadas no sólo a devolver el importe íntegro de los billetes a los afectados que lo soliciten porque ya no les interese volar en el futuro, sino también a prestarles asistencia si la necesitan.

La asociación indica a los afectados que si no van a volar, deben reclamar a las compañías el reembolso del precio íntegro de sus billetes, incluidos suplementos, recargos y tasas. En caso de que se nieguen, deben denunciar las irregularidades ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Fomento. FACUA reclama al organismo que controle el cumplimiento de la normativa y sanciones de forma contundente a las compañías que no lo hagan.

En caso de que los afectados tengan que esperar vuelos de regreso a EEUU o estuvieran en un vuelo de conexión, FACUA advierte que tienen derecho a recibir comida, bebida y alojamiento si es necesario durante la espera.

En el caso de que las compañías no les han informado de este derecho, deben conservar facturas o tiques de los alimentos y bebidas que tengan que comprar y de los hoteles donde pernocten para reclamarles su importe.

Si los billetes no fueron contratados por separado, sino dentro de paquetes turísticos con agencias de viajes, las reclamaciones pueden cursarse directamente a éstas.

Eso sí, al tratarse de cancelaciones por causa de fuerza mayor, lo que los usuarios no pueden exigir es el abono de las compensaciones de entre 125 y 600 euros que fija la normativa comunitaria.

Ya somos 190.689