Detenida en Almería una pareja británica que ofrecía falsos alquileres en Internet

Las víctimas, procedentes de Portugal, Gran Bretaña, Francia, Italia o Bélgica se encontraban con las viviendas ocupadas por sus legítimos propietarios.

Agentes de la Guardia Civil del equipo de Policía Judicial de Garrucha (Almería) han detenido a una pareja de origen británico asentada en Mojácar (Almería), en el marco de la operación Costablanca, acusados de motivar una estafa inmobiliaria a través de Internet al ofrecer pisos de alquiler en la costa de Alicante para la temporada estival que ya se encontraban ocupados por sus legítimos propietarios.

Según explica el Instituto Armado en una nota, los acusados de un delito continuado de estafa John Anthony T., de 41 años, y Amanda Jane T., de 37, ofrecían a través de la red varias viviendas ubicadas en la Costa Blanca en diferentes webs, donde aparecían fotografías y características del domicilio, así como los modos de contacto y un formulario de reserva.

Así, las víctimas contrataban, en su planificación para el disfrute de sus vacaciones, el alquiler de una de estas viviendas, con lo que tras remitir el formulario, el gestor de la vivienda contactaba por correo electrónico con la víctima para informarle de que debía hacer efectivo el pago de una cantidad de dinero, a modo de fianza, para formalizar la reserva. De esta maneran, facilitaba un número de cuenta para este primer ingreso, de forma que a las pocas semanas, los estafadores volvían a llamar para pedir la transferencia de la totalidad.

Después de realizar la totalidad del pago, las víctimas que intentaron contactar nuevamente con el gestor no lo consiguieron, de forma que en algunos casos, las víctimas procedentes de Portugal, Gran Bretaña, Francia, Italia o Bélgica se presentaron a las puertas de la vivienda alquilada ya de vacaciones y la encontraron ocupada por sus legítimos propietarios.

En una primera estimación, en base a la documentación intervenida y realizada por los agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación, las víctimas de esta estafa podrían superar las 60 personas y por una cantidad mayor de los 150.000 euros.

La investigación, iniciada por la Guardia Civil del Puesto de Pilar de la Horadada (Alicante) tras la denuncia presentada por una ciudadana francesa, se vio nutrida por las denuncias presentadas en Pilar de la Horadada, Orihuela y Torrevieja del resto de víctimas lo que facilitó el poder determinar la identidad y ubicación de los autores de los hechos.

La Guardia Civil mantiene la investigación abierta, por lo que no se descarta la implicación de los detenidos en hechos similares. Las diligencias junto con los detenidos han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Vera (Almería).

Ya somos 188.944