La alcaldesa gaditana impide a FACUA Cádiz intervenir en el Pleno

Vuelve a debatirse la decisión de desalojar a la Asociación de su sede.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, ha impedido la intervención de FACUA Cádiz en el Pleno Municipal que tiene previsto desarrollarse este lunes, y en el que, nuevamente, y a propuesta de los grupos municipales de IU y PSOE, va a debatirse la retirada de la cesión a esta entidad del local en el que la misma tiene su sede.

Tras tener conocimiento de la inclusión de dicho asunto en el orden del día de la sesión plenaria, FACUA Cádiz solicitó intervenir en el mismo, acogiéndose a la posibilidad que, a tal fin, establece el Reglamento de Organización, Régimen y Funcionamiento Jurídico de las entidades Locales. 

Sin embargo, el pasado viernes, la alcaldesa comunicaba a la Asociación su negativa a aceptar dicha petición, alegando, sorprendentemente, que no existe un expediente administrativo abierto en el que la Asociación aparezca como interesado, argumento con el que FACUA Cádiz no está conforme, por lo que no descarta la adopción de medidas legales.

FACUA Cádiz denuncia que, con esta decisión, la alcaldesa, además de volver a impedir la participación ciudadana, reitera su negativa a escuchar los argumentos de la Asociación en relación con este asunto. FACUA Cádiz recuerda que, tras ganar la demanda interpuesta contra el Ayuntamiento por la decisión de desalojarla de su sede, solicitó una entrevista a la alcaldesa a lo que ésta tampoco accedió, delegando esta responsabilidad en su primer Teniente de Alcalde, José Blas Fernández, que volvió a negarse a dar ningún tipo de justificación sobre la medida, y, al mismo tiempo, reafirmó la voluntad de desalojar a FACUA Cádiz.

Represalia

En su intervención en el Pleno, el secretario general de FACUA Cádiz, Jesús Yesa, pretendía solicitar la revocación de dicha decisión por la falta de razones que la justifiquen, lo que lleva a la Asociación a considerar que con ello únicamente se pretende represaliarla por sus críticas hacia la gestión municipal.

Por otra parte, también iba a denunciarse la arbitrariedad y ausencia de criterios objetivos con la que el Ayuntamiento de Cádiz decide la concesión de ayudas municipales a las Asociaciones, dada la contradicción que supone que se pretenda privar a FACUA Cádiz de un local de menos de 20 metros cuadrados y, al mismo tiempo, se aprueben ayudas millonarias a otras organizaciones, cuyo trabajo, en algunos casos, pasa completa y absolutamente desapercibido para la ciudadanía.

Finalmente, Jesús Yesa tenía la intención de manifestar que el desalojo de su sede no va a impedir ni que la Asociación siga trabajando tal y como lo viene haciendo hasta ahora, ni que continúe denunciando aquellas actuaciones, tanto del Ayuntamiento de Cádiz como de cualquier otra Administración, que considere que perjudican los intereses de los consumidores.

Ya somos 188.766