Tras la denuncia de FACUA, Auna deja de imponer el alquiler del modem a sus clientes de Internet de banda ancha por cable

Con la imposición del alquiler, el precio de estos servicios se incrementaba en hasta un 37,5%.

Tras la denuncia presentada el pasado noviembre por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) contra Auna ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología, el operador ha dejado de imponer el alquiler del modem a los clientes de sus servicios de Internet de banda ancha por cable. La denuncia estaba dirigida contra los operadores Supercable, Madritel, Able, Menta y Canarias Telecom, integrados en el grupo Auna.

FACUA advirtió que se trataba de una práctica abusiva contraria a lo establecido en la Ley General de Telecomunicaciones, que permite a los usuarios utilizar sus propios equipos, y en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que prohíbe obligar a la contratación de servicios accesorios no solicitados.

Según la información facilitada desde el servicio de soporte técnico para cable de Auna, en el teléfono 901 22 21 20, el usuario puede utilizar un cable modem compatible y homologado que debe cumplir los estándares IEEE802.14 y Docsis en su versión 1.0 o superior, y el estándar HFC de conectividad 802.3. Para utilizarlo, la empresa requiere al usuario la MAC (número de identificación) que se encuentra en la parte inferior o posterior del aparato y el número de serie.

Reclamaciones

FACUA recomienda a los clientes de los servicios de Internet de banda ancha por cable del grupo Auna que deseen dar de baja el alquiler del cable modem porque cuenten con equipos compatibles y homologados que realicen la petición por escrito para, si la aceptación de la baja se demora, puedan exigir la paralización del pago del alquiler desde la fecha en que la solicitaron.

FACUA tuvo conocimiento de las irregularidades tras recibir varias denuncias desde distintas provincias en sus oficinas y a través del canal de denuncias de su portal en Internet, FACUA.org/tudenuncia.

Con la imposición del alquiler del cable modem, el precio de estos servicios se incrementaba en hasta un 37,5%, ya que la cuota mensual por dicho concepto es de 10,44 euros (9 euros más IVA).

La propia empresa había reconocido la ilegalidad de estas prácticas en un escrito remitido a FACUA el pasado junio en el que rechazaba que estuviese imponiendo a los usuarios el alquiler del cable modem e indicaba que, de haberse producido, se trataría de un caso puntual debido a un supuesto error de alguno de sus teleoperadores y no a su política tarifaria. Sin embargo, pese a que la Federación probó que los operadores denunciados no aceptaban peticiones de alta en los servicios de Internet de alta velocidad que no incluyan el citado concepto, la empresa no ha modificado su actuación hasta este mes de enero, tras la denuncia presentada ante el organismo gubernamental.

Ya somos 191.230