FACUA denuncia la promoción enmascarada de 500 productos en las 'teleseries' emitidas en los seis últimos años

El ministerio de Fomento hace oídos sordos a las repetidas denuncias de FACUA.

Cerca de 500 productos se han promocionado de forma enmascarada en las teleseries españolas emitidas en los seis últimos años. Así lo denuncia la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), en un amplio informe sobre la publicidad encubierta en los medios de comunicación titulado Los persuasores ocultos, que publica en el último número de su revista, Consumerismo.

El departamento de Control y Análisis de la Publicidad de FACUA ha detectado la presencia de 491 productos y marcas comerciales en treinta y seis teleseries de producción nacional emitidas por TVE, Antena 3 Televisión, Telecinco y Canal Sur Televisión entre octubre de 1994 y diciembre de 1999.

La inmensa mayoría de los productos aparecen en las series de forma reiterada, con una evidente intencionalidad publicitaria que vulnera la prohibición a este tipo de promoción enmascarada establecida en la Ley de Televisión sin fronteras, y todo ello sin que el Gobierno tome medidas al respecto pese a las reiteradas denuncias de FACUA.

Este tipo de publicidad enmascarada, denominado product placement o emplazamiento de producto, ha pasado de ser un método ilegal alternativo al spot tradicional con el que se evita el zapeo y se aprovecha que el espectador no está sobre aviso ante la llegada de mensajes comerciales, para convertirse además en un elemento que influye notablemente en los guiones de ciertas series. Hasta tal extremo que se crean fragmentos en los que la marca es la protagonista e incluso personajes destinados a anunciar productos.

En España operan numerosas agencias especializadas en emplazamiento de producto, como Cinemarc, SP Comunicación, Ruibérriz y Super Novelty, que antes de los rodajes reciben copias de los guiones para localizar o crear oportunidades para que aparezcan las marcas. Los anunciantes pagan a las productoras de las teleseries y, a cambio de emitir esta publicidad enmascarada, las cadenas suelen salir beneficiadas con descuentos en el precio de las series para perjuicio del derecho de los espectadores a ver la publicidad cuando y como quieran.

De las treinta y seis teleseries analizadas por FACUA, diez han sido emitidas por TVE (A las once en casa, Calle nueva, Carmen y familia, Colegio Mayor, Hostal Royal Manzanares, Juntas, pero no revueltas, Pepa y Pepe, Tío Willy, Turno de oficio II y Una de dos), nueve por Telecinco (Al salir de clase, El Súper, Ellas son así, Fernández y familia, Historias de la puta mili, Médico de familia, Periodistas, Siete Vidas y Todos los hombres sois iguales), dieciséis por Antena 3 (Ambiciones, Ay señor, señor, Canguros, Compañeros, Compuesta y sin novio, Este es mi barrio, Farmacia de guardia, Hermanos de leche, La casa de los líos, Los ladrores van a la oficina, Los mejores años, Manos a la obra, Menudo es mi padre, Nada es para siempre, Qué loca peluquería y ¿Quién da la vez?) y una por Canal Sur Televisión (Plaza Alta).

El 25% de los productos registrados pertenecen al sector de la alimentación, y entre ellos destacan los lácteos y los dulces y golosinas. El 15'3% son bebidas, en mayor cantidad de alta graduación alcohólica (4'1%), seguidas de diversas marcas de ropa y complementos (9'6%). Es importante destacar se han detectado cuarenta y nueve marcas de bebidas alcohólicas, esto es, la décima parte del total de productos observados.

De los diez productos detectados en mayor número de teleseries, la mitad son bebidas alcohólicas, dos de ellas con más de 20º, y dos son marcas de tabaco. Así, Coca-Cola es el producto que ha aparecido en más series (13), seguido de cerveza San Miguel (12), whisky J&B (9), cerveza Aguila (8), cerveza Mahou (8), Marlboro (7), Larios (6), Chicco (5), Fortuna (5) y Páginas Amarillas (5).

Más del 7% de los 491 productos y marcas detectados son artículos cuya publicidad en televisión está expresamente prohibida por la legislación publicitaria. FACUA ha registrado en las dieciséis de las treinta y seis teleseries analizadas la presencia de un total de quince marcas de tabaco (Camel, Ducados, Ducados Rubio, Farias, Fortuna, L&M, L&M Light, Lucky Strike, Marlboro, Marlboro Light, Montecristo, Nobel, Sunset, Winns y Winston).

Asimismo, en dieciséis de las series se han detectado veinte marcas de bebidas alcohólicas con más de 20º (Anís del mono, ron Bacardí, whisky Ballantine´s, ginebra Bombay, Ponche Caballero, ron Cacique, coñac 103, vodka Eristoff, brandy Espléndido, ginebra Gordon´s, whisky J&B, whisky Langs, ginebra Larios, brandy Magno, Marie Brizard, brandy 1866 de Larios, vodka Smirnoff, brandy Veterano, whisky White Label y pacharán Zoco).

De estas series destacan El Súper, donde se han detectado seis marcas de alcohol de alta graduación, seguida de A las once en casa y Los ladrones van a la oficina, en las que se han registrado cinco marcas, y Este es mi barrio y Menudo es mi padre, donde han aparecido cuatro bebidas con más de 20º. En cuanto al tabaco, Carmen y familia, Los ladrones van a la oficina y Periodistas son los espacios donde han aparecido más marcas, nada menos que seis, seguidas de El Súper, en la que se han visto cuatro.

FACUA lleva años denunciando la ilegalidad de este tipo de prácticas. Sin embargo, el ministerio de Fomento, cuya secretaría general de Comunicaciones tiene encomendado el control de los contenidos de las televisiones de ámbito nacional, no sólo no ha tomado medidas contra las cadenas, sino que se ha encargado de introducir una modificación en la nueva Ley de Televisión sin fronteras, de forma que, con el nuevo texto, para que el emplazamiento de productos en las teleseries pueda ser considerado publicidad encubierta, es necesario demostrar que la cadena ha cobrado por ello, a sabiendas de que, actualmente, quien cobra por este tipo de publicidad son las propias productoras de las series.

Así, haciendo patente una vez más su falta de interés por defender los derechos de los espectadores, el Gobierno no sólo no ha aplicado la Ley, sino que ha intentado convertir en una práctica legal una fórmula publicitaria que antes estaba totalmente prohibida.

Sin embargo, FACUA advierte que el emplazamiento de productos continúa siendo ilegal en televisión, ya que la Ley de Televisión sin fronteras también establece la obligatoriedad de advertir a los espectadores de la existencia de publicidad en los casos en que ésta se inserte dentro del contenido de los programas.

De esta forma, para que el emplazamiento de productos en las teleseries fuese legal debería, entre otras cosas, incluirse un mensaje que advirtiese de la intencionalidad publicitaria cada vez que apareciesen productos en pantalla, esto es, durante la práctica totalidad de estos espacios.

Ya somos 203.747