Un avión de Ryanair se ve obligado a aterrizar tras sellar una ventanilla con cinta adhesiva

Los pasajeros oyeron un estruendoso ruido nada más despegar del aeropuerto de Stansted (Londres), después de haber visto al personal pegar con cinta la ventana frontal derecha del piloto.

Un avión B737-800 de Ryanair con 200 pasajeros a bordo tuvo que aterrizar a nada más veinte minutos del despegue después de que los pasajeros vieran cómo el personal de mantenimiento sellaba con cinta adhesiva la ventanilla frontal derecha de la cabina del piloto, según el diario británico The Sun.

Al poco de arrancar el vuelo, que tenía prevista su salida el pasado 29 de septiembre de Stansted (Londres) con rumbo a Riga (Letonia), los pasajeros pudieron escuchar un estruendoso ruido ocasionado por el desprendimiento de parte de la cinta, que permitió la entrada de aire en la cabina.

Uno de los pasajeros aseguró al rotativo inglés: "Nos mantuvieron a oscuras, y estábamos aterrorizados. Pude ver a unos tipos sellando el parabrisas con algo parecido a cinta adhesiva. Estábamos en el aire cuando el piloto dijo que, debido a daños en el parabrisas, íbamos a tener que volver".

El expiloto John Guntrip, por su parte, dijo: "Podría haber sido desastroso, el piloto podría haber sido succionado fuera del avión en pleno vuelo si la ventana se hubiera desprendido".

A pesar del incidente, que no puso en riesgo a la tripulación según la autoridad aérea irlandesa, Ryanair ha declinado hacer declaraciones por lo que considera asuntos técnicos rutinarios.

Ya somos 188.801