Afectados por el cierre de las academias Opening en Italia solicitan a FACUA su colaboración

La Federación se ha dirigido hoy a la plataforma de afectados y a diez asociaciones de consumidores italianas para brindarles información sobre el procedimiento judicial cuyas medidas cautelares han ordenado la paralización de los créditos en España.

Una plataforma de afectados por el reciente cierre de las academias de inglés Opening en Italia han solicitado la colaboración de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (FACUA), pocos días después de que las medidas cautelares del procedimiento judicial emprendido en Sevilla contra la empresa y las financieras relacionadas con el caso hayan dictado la paralización del pago de los créditos.

Como ocurriese en España el pasado agosto, Opening cerró en Italia este 7 de enero con la excusa de vacaciones navideñas, sin que hayan vuelto a abrir sus puertas. Unos 6.000 italianos se han visto afectados por el cierre de los centros italianos de unas academias que, según la publicidad de Opening, venían operando en España, Portugal, Italia y Polonia. En España, el cierre de Opening afecta a varias decenas de miles de consumidores.

FACUA ha dirigido hoy un escrito a la plataforma de afectados y a diez asociaciones de consumidores italianas ofreciéndoles su colaboración y brindarles información sobre la demanda presentada por las federaciones de consumidores andaluzas contra Opening y las financieras Santander Central Hispano, BBVA Finanzia, Pastor Servicios Financieros y Eurocrédito.

En Italia, las entidades que financian los créditos para el pago de los cursos de Opening son Findomestic, Consumit, Fiditalia y Prestitempo.

La semana pasada se conocieron las medidas cautelares adoptadas por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Sevilla, que ordenó la paralización de los créditos de los afectados por el caso Opening. Para FACUA se trata de un primer éxito en el procedimiento judicial emprendido por las federaciones de consumidores andaluzas que revela una vez más la fuerza del movimiento de consumidores organizado.

La jueza ha aceptado también la otra petición de las organizaciones demandantes, consistente en el impedimento a las financieras de incluir en ficheros de morosos a los consumidores que hubiesen dejado de pagar los créditos. Asimismo, las financieras deberán retirar de estos listados a quienes ya hubiesen sido dados de alta en los mismos. Según la información recopilada por FACUA, Santander Central Hispano ya había comenzado a incluir a afectados en estos ficheros.

Según las estimaciones de FACUA, el precio medio de los cursos de Opening en España era de unos 1.500 euros, aunque hay casos que superan los 3.000 euros. Aunque resulta muy difícil cuantificar el número de alumnos afectados por el cierre de las academias, la cifra que ha venido repitiéndose en los medios de comunicación es de 45.000, lo que supondría más de sesenta y siete millones y medio de euros en cursos. Casi toda esta cantidad habría sido cedida por las entidades financieras a Opening, dado que sólo una pequeña parte de los alumnos abonaba sus cursos al contado.

Ya somos 198.102