Detenido un joven acusado de vender falsos teléfonos móviles por Internet

Las víctimas pagaban el importe de los productos anunciados a contra reembolso tras recibir el paquete de una empresa de mensajería.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a A.M.P., de 26 años de edad, por un presunto delito de estafa cometido a través de Internet.

Supuestamente, el detenido habría puesto a la venta, a través de un conocido portal de anuncios, teléfonos móviles inexistentes o de escasa calidad.

Las víctimas pagaban el importe de los productos anunciados a contra reembolso tras recibir el paquete de una empresa de mensajería.

Según ha informado la Policía en un comunicado, el detenido, que había publicado varios anuncios de teléfonos móviles de última generación en una conocida página de anuncios por Internet, tomaba contacto con sus víctimas a través de correo electrónico y por teléfono.

En un primer contacto, el arrestado intentaba que sus víctimas ingresaran el dinero de la compra-venta en una cuenta bancaria a su nombre. Si se negaban por desconfianza, acordaba con ellos enviarles los supuestos terminales móviles a través de una empresa de mensajería para efectuar el pago a contra reembolso.

Cuando las víctimas abrían los paquetes recibidos comprobaban que en su interior únicamente había objetos sin valor o teléfonos móviles de imitación de muy baja calidad que distaban de los terminales de última generación y primeras marcas ofertados en la referida página web.

Los agentes pertenecientes al Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de Sevilla tuvieron conocimiento de los hechos a través de una denuncia interpuesta por uno de los perjudicados en la que manifestaba haber realizado un pago de 360 euros a contra reembolso por la adquisición de dos teléfonos móviles de última generación, pero recibió a cambio un paquete con papeles y objetos inservibles.

La actuación de los agentes permitió la intervención del envío del dinero a su destinatario, que anteriormente había realizado una estafa similar en la que habría defraudado a su víctima un total de 280 euros por el envío de un teléfono móvil que resultó ser una burda réplica del original que se ofertaba a través de Internet.

El detenido, que carecía de antecedentes policiales, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial acusado de un delito continuado de estafa.

Ya somos 190.625