La UE constata menos pesticidas residuales en los alimentos

En 2009, el cumplimento con los máximos legales de residuos de pesticida en alimentos se elevó al 97,4%, según la EFSA.

Los residuos de pesticida que se encuentran en la comida dentro de la Unión Europea cayeron en el año 2009, en comparación con los niveles registrados en 2008.

Esta reducción se produce gracias al endurecimiento de las normas de seguridad y el cambio de los patrones de uso de pesticidas en Europa, según ha anunciado este martes la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés).

En concreto, el cumplimento con los niveles legales máximos de residuos (MRLs, por sus siglas en inglés) para los pesticidas presentes en los alimentos se elevó al 97,4% de las muestras analizadas en 2009, situándose cerca de un punto porcentual por encima del cumplimiento registrado en 2008.

En base a los actuales conocimientos, la exposición a largo plazo a los residuos detectados en las principales comidas que conforman la dieta europea no deberían aumentar la preocupación sobre la salud de esta población.

Incluso un nivel de pesticidas en la comida superior a los MRLs no implicaría necesariamente un problema de seguridad, según el informe anual sobre residuos de pesticida de 2009.

En el marco de la parte coordinada por la UE del programa de monitorización, que se ha desarrollado a través de los programas nacionales, el 61% de las muestras estaban limpias de pesticidas residuales a niveles medibles.

Las muestras que superaron los MRL dentro del programa coordinado de la UE cayeron hasta el 1,4% en 2009 desde el 4,4% registrado en 2006, la última vez que los mismos productos alimentarios procedentes de plantas fueron analizados en el marco del programa coordinado de la UE, expone la EFSA.

Nuevas formas de usar pesticidas

Este avance se debe, en parte, al uso más efectivo de la legislación, que ha obligado a productores y otros agentes de la industria a implementar los sistemas de seguridad, así como a cambiar los patrones de uso de pesticida en Europa.

La armonización de los MRL, que entró en vigor en septiembre de 2008, podría también haber contribuido a esta mejora, según esta agencia, con sede en Parma (Italia).

El peligro para los consumidores de una exposición aguda a corto plazo a los residuos de pesticidas en los alimentos es poco probable, incluso en los casos con los peores escenarios, como el consumo de grandes proporciones de comida con los mayores niveles de residuos, han señalado desde la EFSA.

No pudo descartarse un potencial riesgo para sólo setenta y siete muestras del total de 10.553 recogidas por el programa coordinado de la UE.

Los máximos de pesticida se superaban más frecuentemente en muestras procedentes de países fuera del Área Económica Europea -fue el caso del 6,9% de las muestras-, que en aquellas procedentes de la UE y de la EFTA, que incluye a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, con un 1,5% de las muestras.

Los países analizados, entre los que se incluyen los estados miembros de la UE, así como a Islandia y Noruega, analizaron cerca de 68.000 muestras de productos alimentarios para detectar la posible presencia 834 pesticidas. Los tipos de productos estudiados aumentaron a los 300 en 2009, frente a los 200 de 2008.

Ya somos 190.565