Estados Unidos baraja implantar la censura a gran escala en Internet

Creative Commons, Google, Facebook, eBay y Twitter, entre otras, se posicionan en contra de la proposición de ley antipiratería de EEUU.

La organización sin ánimo de lucro Creative Commons se ha unido al grupo de empresas, como Google, Facebook, Twitter o eBay, que rechazan el anteproyecto de ley sobre piratería propuesto por el gobierno estadounidense, conocida como ley SOPA (Stop Stopping Online Piracy Act).

Desde la organización aseguran que esta ley amenaza "seriamente el funcionamiento, la libertad y el potencial económico de Internet".

El anteproyecto de ley SOPA supondría bloquear el acceso a cualquier web que infringiera los derechos de autor y obligaría a los proveedores de acceso a Internet y a los buscadores de la Red a monitorizar los contenidos. El gobierno presentó este miércoles esta propuesta ante el Senado estadounidense.

En contra de la Ley SOPA se encuentran grandes empresas de Internet como Google, Facebook, Twitter, LinkedIn o eBay.

La última en unirse ha sido la organización Creative Commons, que desarrolla planes para ayudar a reducir las barreras legales de la creatividad, por medio de nueva legislación y nuevas tecnologías.

La organización ha emitido un comunicado en el que califica a esta ley de "amenaza" porque otorga a los titulares de los derechos "una vía rápida para cerrar páginas webs enteras", por crear conflictos entre los servidores DNS, que da más poder a los hackers para enviar cualquier tipo de ataque cibernético y porque "promueve la censura a nivel global".

Fin del software libre

La organización Creative Commons asegura que además de amenazar cada web en Internet perjudicaría sobre todo al software libre promovido por organizaciones como Electronic Frontier Foundation y a los contenidos de libre acceso con licencia Creative Commons.

"Mientras que el estándar de licencias públicas ha reducido los costes y riesgos del uso compartido y la colaboración jurídica, SOPA aumentará drásticamente tanto los costes como los riesgos de la creación de plataformas para el intercambio y la colaboración (desde los blogs a los proyectos comunitarios masivos, como Wikipedia,Flickr o YouTube", asegura el comunicado.

Para luchar contra este proposición de ley, se ha puesto en marcha una web llamada American Censorship Day, donde los usuarios pueden registrarse para saber qué tipo de acciones pueden tomar contra la ley SOPA y el progreso de la proposición en el Senado.

La aprobación de esta ley supondría el bloqueo de aquellas páginas webs de música o películas, tanto en Estados Unidos como fuera del país, que no cuenten con licencia para su difusión. De esta manera, el bloqueo obligaría a los proveedores de contenido, a los responsables de los dominios y a los proveedores de servicio de Internet paralizar las transferencias.

Google, Facebook y Twitter, en contra

Pero no solo organizaciones que protegen el software libre y contenidos de contenido libre rechazan esta ley. Grandes compañías del sector tecnológico han mostrado su rechazo a la ley SOPA ante una carta.

Empresas como Google, Facebook, Twitter, LinkedIn, eBay o Zynga denuncian a través de esa carta que esta ley invade la privacidad de los usuarios.

Según esta carta , la Ley SOPA "supone un grave riesgo para el desarrollo de la innovación y de la creación de empleo, así como para la seguridad cibernética de nuestro país", aseguran.

Además, estas compañías se comprometen a trabajar con el gobierno estadounidense "para plantear otras soluciones con aquellas webs deshonestas" que favorezcan la piratería.

Ya somos 188.898