Detenidas tres personas por cometer estafas con tarjetas de crédito en Internet

Las víctimas presentaron denuncias porque personas desconocidas habían empleado sus tarjetas de crédito, que los denunciantes conservaban en su poder, para realizar multitud de compras a través de Internet.

Tres personas residentes en Zaragoza han sido detenidas por cometer distintos delitos de estafa a través de Internet. La detención tuvo lugar este pasado martes en el barrio de La Jota de la capital aragonesa.

Se trata de K.A., de 41 años, el cabecilla del grupo; además K.A., de 42 años, y F.O., de 37 años. Con esta detención se ha desarticulado una banda que estafaba con tarjetas de crédito a través de la red, en una operación denominada Guinness-Shooper, llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de febrero, cuando víctimas de las estafas presentaron varias denuncias desde toda la geografía nacional porque personas desconocidas habían empleado sus tarjetas de crédito, que los denunciantes conservaban en su poder, para realizar multitud de compras a través de Internet.

Estas adquisiciones se realizaban fundamentalmente en portales de venta de ropa de moda, artículos deportivos y tiendas online de informática y electrónica.

Tras analizar los hechos y recopilar la información, se logró confirmar que existían hechos similares en la demarcación territorial de la Guardia Civil de Pamplona, Unidad Orgánica de Policía Judicial.

Los funcionarios constataron la existencia de una organización que operaba efectuando compras en Internet, y que tenía un líder experto en informática, capaz de conseguir no vincular de forma directa a la banda con estas acciones delictivas.

Asimismo, esta banda contaba con una infraestructura de unos cien pisos en la ciudad de Zaragoza que figuran como direcciones de entrega de los productos adquiridos, lo que dificulta de forma notable la acción policial.

Las investigaciones han permitido demostrar que los miembros de la organización se encargaban de recoger personalmente los productos fraudulentamente adquiridos, y posteriormente situarlos en los canales propios de comercialización.

Durante la detención de estas tres personas, en la que se realizaron tres registros domiciliarios, se intervino gran cantidad de material, tanto electrónico, como prendas de vestir y material deportivo.

Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Zaragoza este jueves.

Ya somos 188.801