La Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos se concentra frente al IPTS para pedir la prohibición de transgénicos

Organizaciones ciudadanas, ecologistas, agrarias y de defensa de los consumidores agrupadas en la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos (PALT) se concentran para pedir la prohibición de los transgénicos en Andalucía.

Este miércoles 23 de noviembre organizaciones integrantes en la PALT, entre ellas FACUA Andalucía, se han concentrado frente al Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS) en el que se desarrolla el Taller Internacional sobre impactos socio-económicos de los transgénicos organizado por la Comisión Europea y la FAO.

El Taller Internacional tiene como objetivo presentar a los técnicos de los 27 estados miembros los resultados de estudios científicos de organismos públicos y universidades de todo el mundo sobre el impacto económico de estos cultivos. El evento se encuentra cerrado para las organizaciones de la sociedad civil, desoyendo en gran medida las conclusiones de las Jornadas Científicas Internacionales sobre Transgénicos celebradas recientemente en Madrid.

De igual modo, el taller organizado por la Comisión Europea y la FAO coincide con la negativa por parte de la administración andaluza a todas las aportaciones de la PALT en materia de transgénicos en Andalucía, entregadas el pasado mes de abril durante la Semana Andaluza de Lucha contra los transgénicos, y que se han centrado en cinco puntos.

En primer lugar, en la modificación del Decreto que regula el Comité Andaluz de Control de Organismos Modificados Genéticamente para abrir la participación de los agentes sociales. En segundo, en la creación de un registro público andaluz de localización de parcelas cultivadas con transgénicos.

En tercer lugar, en la prohibición de los cultivos transgénicos en Espacios Naturales Protegidos y en zonas donde la producción ecológica tiene una presencia importante y de interés social y económico. En cuarto, en el establecimiento de un régimen de responsabilidad estricta acorde con el principio "quien contamina paga".Y finalmente en la realización de un estudio sobre la correcta aplicación de la normativa de trazabilidad y etiquetado de los organismos modificados genéticamente.

Con esta acción se insta a la Junta de Andalucía, como integrante de la Comisión Nacional de Bioseguridad, para que actúe de oficio y exija al MARM la cancelación y prohibición de las solicitudes de campos experimentales, del mismo modo que ya han hecho otras comunidades autónomas como la de Valencia en el caso del arroz.

Por ello solicita que se garantice el derecho a la información de consumidores y productores respecto a la situación real de la agricultura y alimentación transgénica en Andalucía, así como que manifieste qué política real y concisa va a tener frente a los transgénicos.

Además, los cultivos transgénicos tienen riesgos sin beneficios sociales y debido a la contaminación genética es imposible la coexistencia de cultivos ecológicos y transgénicos. Por otra parte, las semillas transgénicas patentadas están controladas por un reducido número de empresas multinacionales que impulsan estas semillas como un nuevo negocio a costa de la autonomía de agricultores y ganaderos.

La PALT está constituida por la Red Andaluza de Semillas Cultivando Biodiversidad, FACUA Andalucía, UCA-UCE, Ecologistas en Acción Andalucía, Veterinarios sin Fronteras Andalucía, Federación Andaluza de Consumidores y Productores Ecológicos (FACPE), Asociación CAAE, Grupo de Soberanía Alimentaria y Género, Ingeniería sin Fronteras, Plataforma de Huertos Urbanos de Sevilla, CERAI, Amigos de la Tierra, Greenpeace y Asociación La Talega. Apoyan COAG Andalucía y SOC/SAT, Alianza por la Soberanía Alimentaria de Córdoba y Alianza por la Soberanía Alimentaria de los Pueblos-Málaga.

Ya somos 188.765