España penalizada por el retraso en el pago de las ayudas a los agricultores por la crisis del pepino

Los estados miembros se habían comprometido a indemnizar a los productores entre finales de agosto y mediados de octubre.

La Comisión Europea penalizará a España con una reducción de la ayuda asignada para compensar las pérdidas sufridas como consecuencia de la "crisis del pepino", debido al retraso en el pago a los agricultores afectados, según informa la agencia de noticias EFE.

Fuentes comunitarias explicaron que cuando se adoptó la decisión de compensar esos daños, los Estados miembros se comprometieron a pagar a los productores entre finales de agosto y mediados de octubre.

España, el principal beneficiado por las ayudas europeas, había repartido el pasado 15 de octubre 47 millones de euros entre los agricultores que solicitaron indemnizaciones, el 66% de los 71 millones asignados, según informó el Ejecutivo comunitario.

En total, quince países habían pagado a mediados de octubre al menos el 95% de las ayudas. A nivel de toda la UE, se habían pagado 178,3 millones de euros, el 79% del total (227 millones).

Los porcentajes más bajos de pagos realizados se dieron en Italia (44%), España (66%) y Bulgaria (77%). Los datos de Bruselas se basan en la información facilitada por los Estados miembros.

Multas según los retrasos

No se conocen los motivos por los que cada país se ha retrasado. En general se debe a que las peticiones de indemnización no se presentaron en el plazo previsto o a que los agricultores no aportaron pruebas suficientes de las pérdidas reclamadas.

Todos los pagos que se hagan a partir del 15 de octubre se considerarán tardíos y serán penalizados en un porcentaje que aumentará en función del retraso, según un comunicado de la CE.

De esa manera, la multa en el caso de los pagos que se realicen entre mediados de octubre y mediados de noviembre será del 5%, lo que significa que la Comisión sólo reembolsará el 95% del montante realizado.

La multa aumentará al 10% para los pagos entre mediados de noviembre y mediados de diciembre, y alcanzará el 25% para los que tengan lugar entre el 15 de diciembre y el 15 de enero. Los realizados entre mediados de enero y febrero sufrirán una multa del 50%.

La CE ha advertido asimismo de que penalizará a los países si detecta que las indemnizaciones no van acompañadas de pruebas de que las verduras o frutas en cuestión fueron retiradas del mercado.

A finales de julio la Comisión Europea anunció que España recibiría de la Unión Europea 71 millones de euros, la totalidad de las ayudas reclamadas, para compensar las pérdidas sufridas como consecuencia de la crisis causada por el brote de la bacteria E.Coli.

Ya somos 188.857