Directivos de FACUA se desplazan a Brasil y Bolivia para presentar su modelo a organizaciones de consumidores de ambos países

Gestionado por la Fundación FACUA, han intercambiado experiencias con las asociaciones de consumidores Comité de Defensa de los Derechos del Consumidor de Bolivia y el Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor.

La Fundación FACUA ha organizado, con la colaboración de FACUA y Consumers International (CI) un proyecto de cooperación para fomentar el movimiento de consumidores sostenible en América Latina y el Caribe.

Dentro de este programa tres expertos de FACUA se han desplazado hasta Brasil y Bolivia para presentar su modelo a organizaciones de consumidores de ambos países, el Comité de Defensa de los Derechos del Consumidor de Bolivia (Codedco) y el Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor (IDEC). Hasta Brasil se han desplazado Manuel Baus y María de los Ángeles Ayerbe y a Bolivia David Cifredo, miembros de la Junta Directiva de FACUA.

Esta actividad se enmarca dentro del proyecto de fomento de un movimiento de consumidores sostenible, organizado por la Fundación FACUA junto a la oficina regional de Consumers International (CI) en América Latina y el Caribe.

El objetivo principal de esta iniciativa es la realización de un intercambio de experiencias que pueda contribuir a fortalecer las organizaciones de consumidores de América Latina y asegurar su sostenibilidad institucional y financiera, con el fin de garantizar el rol democratizador y de inclusión ciudadana que representan en sus mercados nacionales.

Los expertos de FACUA han trabajado directamente con las dos asociaciones escogidas en la aplicación de un modelo de organización sostenible, Codedco e IDEC.

De forma previa a estas presentaciones, se ha realizado un análisis de la situación particular de cada organización donde se identificarán sus necesidades institucionales, sus potencialidades y las dificultades a las que se enfrentan.

Modelo de desarrollo de FACUA

A lo largo de sus años de trabajo en la región, CI ha procurado incentivar el intercambio de experiencias y el fortalecimiento mutuo entre las organizaciones de consumidores de Iberoamérica.

Para ello, ha buscado identificar aquellos modelos que han sido capaces de generar mayores impactos sociales y que, a su vez, aseguren su funcionamiento autónomo a lo largo del tiempo.

Tal ha sido el caso de FACUA, que aparece como un ejemplo de organización de consumidores con un modelo sostenible que fomenta la afiliación de los ciudadanos, así como el compromiso de estos a aportar cuotas que contribuyan a garantizar la autofinanciación de los gastos corrientes de la organización.

Esta autonomía financiera permite a la asociación garantizar un trabajo independiente y otorga las bases necesarias para legitimarse socialmente.

Ya somos 188.763