La CNC multa a Prisa y Zeta por "incluir restricciones a la competencia"

Sanciona con 478.611 euros de forma solidaria a diversas empresas del grupo Prisa, así como con 75.931 euros de forma solidaria a diversas empresas del grupo Zeta.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto sanciones a los grupos editoriales Prisa y Zeta por "incluir restricciones a la competencia" en sus acuerdos de comercialización conjunta de espacios publicitarios, según ha informado este organismo en un comunicado.

Fuentes de Prisa han informado a Europa Press de que van a recurrir la imposición de la sanción ante la Audiencia Nacional por considerarla "manifiestamente ilegal". Por su parte, fuentes del Grupo Zeta han asegurado igualmente a Europa Press que están estudiando la resolución de Competencia y que su asesoría jurídica estudia un posible recurso.

Competencia explica que este expediente sancionador tiene su origen en un expediente de control de concentraciones archivado por el Consejo de la CNC en febrero de 2010, por considerar que la operación notificada (creación de una empresa en participación controlada conjuntamente por ambos grupos editoriales para la comercialización de espacios publicitarios en prensa escrita e Internet) no era una concentración económica conforme a lo dispuesto en la Ley de Defensa de la Competencia (LDC).

No obstante, apunta que la Dirección de Investigación de la CNC procedió a analizar la compatibilidad del acuerdo con la legislación de defensa de la competencia, apreciando una infracción de acuerdo con la LDC, por parte de diversas empresas de Prisa y Zeta.

Así, indica que se analizaron varios acuerdos entre competidores para comercializar conjuntamente los espacios publicitarios en prensa escrita, detectando "ciertas cláusulas restrictivas" de la competencia como la fijación de tarifas y descuentos, la obligación de comercialización conjunta de espacios publicitarios, el intercambio de los precios aplicados de forma individual por cada editor, y el reparto de mercados.

Inicio de actuaciones

Las conductas analizadas comienzan en el año 2002, con un acuerdo que afecta a la comercialización de espacios publicitarios en los suplementos dominicales El País Semanal y El Dominical, que se distribuyen con los diarios El País y El Periódico, respectivamente, los domingos, según detalla la CNC

En este punto relata que, a finales de 2009, este tipo de acuerdos se extendieron a la comercialización de espacios publicitarios en los periódicos diarios de carácter general El País y El Periódico de Cataluña y de carácter deportivo al diario As y al Sport.

En su resolución de 24 de noviembre de 2011, el Consejo de la CNC consideró que se trataba de "acuerdos de comercialización conjunta entre competidores de cierta entidad, que incluían ciertas restricciones innecesarias para el desarrollo competitivo del acuerdo", tales como: la coordinación entre las partes para fijar los precios del bien objeto de la venta conjunta y también los precios de ventas individuales que puedan comercializar por separado.

Según entiende, se trata de una "conducta apta para distorsionar las condiciones de competencia" en el mercado. Además, considera que los acuerdos incluyen la obligación para el cliente de insertar sus anuncios en ambas publicaciones, lo que restringe las posibilidades de elección del cliente respecto a la situación previa al acuerdo y altera por tanto las condiciones competitivas del mercado.

Por todo ello, el Consejo de la CNC, atendiendo a la aptitud anticompetiva de dichas cláusulas, ha resuelto instar a las empresas a que las eliminen del acuerdo, o la totalidad del acuerdo en su caso, e imponer las siguientes multas: 478.611 euros de forma solidaria a diversas empresas del grupo Prisa, así como 75.931 euros de forma solidaria a diversas empresas del grupo Zeta.

Ante esta resolución, fuentes de Prisa concretan que el procedimiento administrativo se inició en diciembre de 2009 a instancias "precisamente" de Prisa y Zeta, que comunicaron "voluntariamente" un acuerdo de concentración, de igual forma que se dio "total publicidad al acuerdo" y se especificó en la nota de prensa conjunta que estaba pendiente de las autorizaciones de competencia.

A resultas de dicha comunicación, Prisa señala que la CNC inició un procedimiento sancionador contra las empresas, durante el cual, éstas plantearon la terminación convencional, al igual que otros competidores habían hecho en procedimientos semejantes.

De forma "sorprendente", según Prisa, la CNC rechazó la solicitud de terminación convencional que habían planteado Prisa y Zeta, "a diferencia de la solicitud de otros competidores, que fue tramitada y aceptada".

Ya somos 188.871