Los periodistas se rebelan en Twitter al grito de #gratisnotrabajo

Sus condiciones de trabajo se han convertido en uno de los temas más calientes en la red a raíz de la denuncia de una periodista cordobesa a la que ofrecieron 75 céntimos por cada artículo que escribiera y posicionara en Internet.

Las condiciones de trabajo de los periodistas se ha convertido en uno de los temas más calientes en la red a raíz de la denuncia de una periodista que se niega a "trabajar gratis".

Con el hashtag #gratisnotrabajo, el debate se ha convertido en trending topic de Twitter en la que periodistas de varios países comparten indignados las condiciones de las ofertas de trabajo recibidas en los últimos meses con la excusa de la crisis, informa EFE.

El tema lo inició la periodista cordobesa Azahara Cano (@azazu84) tras recibir una oferta por la que cobraría 0,75 euros por cada noticia de 800 caracteres que consiguiera colocar en foros, blogs y directorios de artículos hablando bien de una determinada marca de complementos para bodas, bautizos y comuniones.

Para cobrar, debería ser capaz de acreditar la publicación de un total de 400 artículos mensuales, para lograr un pago mínimo mensual de 300 euros.

De no lograrlo, se acumularía el total para el mes siguiente, especifica la oferta.

Enterados de la queja, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) decidió lanzar el debate #gratisnotrabajo para solicitar a otros periodistas que denunciaran ofertas similares.

"Queremos investigar todas estas ofertas que rayan en la ignominia para denunciarlas públicamente", ha explicado la presidenta del organismo, Carmen del Riego.

Se trata, ha detallado Del Riego, de denunciar no sólo las "inaceptables" condiciones de trabajo que imponen algunas empresas y organizaciones, sino también la manipulación que implica hacer pasar por periodismo lo que no es más que publicidad.
Así, a lo largo de la mañana, la página de Twitter ha ido recogiendo denuncias sobre periodistas que han trabajado "para un medio que ofrecía 10 céntimos por artículo" o el que "la jornada de becarios en algunos medios sobrepasa las diez horas". "Devaluar el periodismo es otra forma de acallar la libertad de prensa. Pronto no habrá periodistas, habrá publicistas", comenta uno de los participantes en el debate, mientras que otro apunta que "el periodismo está sobrevalorado por fuera y maltratado por dentro".

Al debate se han sumado algunos periodistas que aseguran que "es triste, pero todos lo hemos hecho alguna vez" y otros, como la informadora de televisión Almudena Ariza, quien apunta que "a los periodistas nos suelen llamar para que demos conferencias gratis. Llama a un fontanero y dile que no le pagas la reparación".

Ya somos 188.857