Intervenidas más de 1,5 toneladas de pulpo no apto para el consumo en Málaga

Se trata de especímenes en su mayoría inmaduros, sin la documentación que acreditase su trazabilidad o sin el correspondiente etiquetado.

Los servicios de Inspección Pesquera de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Málaga, en colaboración con agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), se han incautado de más de 1,5 toneladas de pulpo no apto para el consumo humano.

La intervención ha dado como resultado el levantamiento de un acta por tenencia de 482 kilogramos de pulpo sin el correspondiente etiquetado que acreditase su legal procedencia en un camión isotermo procedente de Caleta de Vélez, en el municipio malagueño de Vélez-Málaga, según han informado desde la Junta en un comunicado.

Así, se han incautado catorce kilogramos de pulpo de talla antirreglamentaria en el interior de un local, mercancía que, igualmente, ha sido intervenida.

Además, existían 1.185 kilos de pulpos eviscerados y congelados, en su mayoría inmaduros, sin la documentación que acreditase su trazabilidad.

Asimismo, dicho local también carecía de las autorizaciones sanitarias pertinentes necesarias para la manipulación y congelación de alimentos.

Esta acción de los servicios de Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía está orientada al control y vigilancia del cumplimiento de la normativa pesquera en materia de comercialización de inmaduros, etiquetado y trazabilidad de productos pesqueros.

Por su parte, desde la Consejería de Agricultura y Pesca se ha advertido de que la pesca, transporte y venta de pescado inmaduro es ilegal y supone un gran riesgo para la sostenibilidad de los recursos pesqueros.

Además, ha añadido, la captura de ejemplares que no cumplan con la talla mínima de cada especie "atenta contra la salud pública", ya que "estos productos no cuentan con la garantía de haber superado los controles sanitarios obligatorios".

Ya somos 190.622