En 2011, las subvenciones a las asociaciones de consumidores se distribuyeron de nuevo sin evaluación ni control sobre su representatividad

El INC volvió a castigar a FACUA, crítica con la inacción del Gobierno en la protección de los consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción lamenta que en 2011 las subvenciones a las asociaciones de consumidores fueron distribuidas de nuevo por el Instituto Nacional del Consumo (INC) sin evaluación ni control previo sobre sus niveles de representatividad, relevancia social e intervención en el mercado.

FACUA critica que el organismo del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad (Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la nueva legislatura) volvió a castigarla, colocándola a la cola de las asociaciones de consumidores generalistas en cuanto a las cantidades recibidas para el desarrollo de actuaciones en defensa de los consumidores.

El Gobierno le pasó un año más factura por su independencia política y las posiciones críticas que mantiene con la inacción del INC y el conjunto del Ejecutivo en la protección de los consumidores.

Ha habido que esperar al mes de diciembre para que trascendiera a través del BOE cómo distribuyó sus subvencioes el INC en 2011.

En 2011, como ocurrió el año anterior, la más subvencionada fue UCE, con 685.197 euros, seguida de Ceaccu, con 603.350. Ambas recibieron más del doble que FACUA, a la que se otorgaron 290.000 euros, que critica que el INC continuó sin seguir criterios objetivos en el reparto del dinero público.

La asociación denuncia un año más que incluso algunas de las organizaciones que están por delante de FACUA en las subvenciones o reciben cantidades similares son prácticamente desconocidas por los consumidores y carecen de presencia en la vida pública, denuncia la asociación.

FACUA viene reclamando una norma que fije los criterios para evaluarlas y ponga orden en el movimiento de consumidores acabando con la falta de controles del Gobierno sobre los datos que aportan las asociaciones sobre su número de socios, consultas y reclamaciones en las convocatorias de subvenciones.

Y es que la política sobre subvenciones que ha venido siguiendo el INC no se ajusta a criterios objetivos de eficacia y de impacto en la sociedad de los programas presentados ni tiene en cuenta el nivel de presencia pública de las asociaciones y su intervención real en el mercado en defensa de los consumidores, señala FACUA.

Sin embargo, tanto el INC como la mayoría de asociaciones que componen el Consejo de Consumidores y Usuarios se han negado en la última legislatura a promover la promulgación de una ley específica que regule a las asociaciones de consumidores.

El reparto de las subvenciones en 2011

En 2011, el INC distribuyó 3.641.140 euros, la misma cantidad que el año anterior, entre ocho asociaciones de consumidores generalistas, dos sectoriales (de banca y comunicación) y una cooperativa de consumo.

De las asociaciones generalistas, UCE recibió 685.197 euros, Ceaccu 603.350 euros, Asgeco 365.276 euros, CECU 352.723 euros, FUCI 313.534 euros, FACUA 290.000 euros, UNAE 203.350 euros y OCU 81.700 euros. En cuanto a las sectoriales, Adicae recibió 359.248 euros y AUC 210.988 euros. En cuanto a la cooperativa de consumo Hispacoop, 175.748 euros.

Ya somos 188.766