La Justicia estadounidense dictamina que los juguetes X-Men no representan seres humanos y pagarían menos impuestos

La sentencia se debe a un sistema de tarifas ya extinto que establecía aranceles más altos para las figuritas humanas que para el resto de muñecos.

Los X-Men no son humanos. Así lo ha dictaminado una resolución firme un tribunal federal de los EE.UU. que determina que los mutantes de Marvel no pueden ser consideraros humanos sino que son una nueva especie. Una decisión que entristecerá mucho al Profesor Xavier y los suyos y alegrará tanto al bélico Magneto y a sus secuaces, como a los movimientos antimutantes.

Pero lo cierto es que la decisión del tribunal no trata aclarar si existe un nuevo estadio de la evolución de la especie, ni tampoco de discriminar a los mutantes como paso previo a su persecución. El motivo de esta resolución es mucho más terrenal: simples negocios.

Y es que, después de años de litigo, el Tribunal de Comercio Internacional de Estados Unidos finalmente ha resuelto que los X-Men no cuentan como seres humanos... al menos en lo que la importación de juguetes se refiere. Y es que, en el caso que nos ocupa, a todos los mutantes de Marvel -Magneto incluido- les gustaría ser aceptados como humanos.

El litigio engloba una serie de casos judiciales que se remonta más de diez años. Toy Biz, la empresa productora de las figuras de acción de los X-Men, que importaba los juguetes de los mutantes de China, se dio cuenta de que los sufrían una carga fiscal más alta que otros. Y es que los aranceles y tarifas relacionados con figuras que representen "seres humanos, partes de éstos o sus accesorios", son más altos que los del resto de juguetes.

Toy Biz llevó el caso a los tribunales argumentando que los X-Men (y por extensión otros personajes del universo Marvel como Spider-Man, Hulk o los Cuatro Fantásticos) no son humanos sino otra cosa: meta-humanos, mutantes, alienígenas... Por tanto, al no representar personajes humanos, sus figuritas de acción -y todos sus accesorios- deberían tener unos aranceles más bajos.

La resolución llega tarde

Tras idas y venidas, recursos y más recursos, la empresa ha conseguido una respuesta positiva del Tribunal de Comercio Internacional de Estados Unidos. Aunque se trata de una victoria hueca y prácticamente vacía de contenido.

En este lapso de tiempo, la compañía Toy Biz se convirtió en una división de Mattel, y ahora es Hasbro quien posee la licencia para la mayoría de los juguetes de Marvel hasta el año 2017. Además, hay que tener en cuenta que esta distinción entre muñecos que representan humanos y otros juguetes forma parte de un sistema de tarifas ya extinto.

Si el sistema de aranceles de juguetes vuelve a revisarse en el futuro, esta decisión podría ser útil. De lo contrario, esta victoria judicial puede solo ser útil para los ¿perversos? fines de Magneto y su Hermandad de Mutantes Diabólicos.

Ya somos 190.689