FACUA publica un informe sobre la problemática de los usuarios de los talleres de automóviles

El sector origina el 6% de las denuncias tramitadas por las Asociaciones de Consumidores y Usuarios integradas en la Federación.

La reparación de automóviles constituye uno de los sectores con mayor número de consultas y reclamaciones en las asociaciones provinciales de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), derivadas fundamentalmente de las lagunas legales existentes en torno al tema, así como del alto grado de tecnificación alcanzado no sólo en el sector sino también en el lenguaje utilizado para referirse al mismo.

Por todo ello, FACUA, que publica un informe sobre el sector en el último número de su revista, Consumerismo , ha trabajado conjuntamente con la Federación Andaluza de Talleres de Automóviles (FATA), la Administración y las otras federaciones de consumidores en la elaboración de un próximo decreto específico en Andalucía que solvente las lagunas existentes en la normativa actual y que evite los posibles problemas con los que se hayan podido encontrar los consumidores.

Las situaciones fraudulentas que padecen numerosos usuarios son consecuencia, entre otras razones, de la falta de información en torno a algunos aspectos claves. Así pues, los consumidores deben tener constancia de la necesidad de que la renuncia al presupuesto se realice de forma expresa y en documento aparte, puesto que, hasta ahora, en la mayor parte de los servicios técnicos de reparación de automóviles, esta renuncia aparece anexa al recuadro donde el usuario firma dando la conformidad a lo expuesto en el resguardo de depósito u orden de trabajo. De esta forma, se produce una renuncia automática al derecho de recibir un presupuesto, incluso en los casos en los que el cliente ha expresado verbalmente su deseo de que le valoren el importe de la reparación del automóvil previamente a su reparación.

A este respecto, FACUA considera necesario que la renuncia al presupuesto se efectúe en un documento separado de la orden de trabajo o resguardo de depósito con el objetivo de que el usuario sea plenamente consciente del derecho que le asiste y asuma con plena coherencia el resultado de su decisión en el caso de que renuncie a tal derecho. Extremo que contempla el decreto de próxima aparición elaborado por la Junta de Andalucía.

Por otra parte, también son muy frecuentes las reclamaciones acerca de la reincidencia de problemas sobre elementos de un vehículo que surgieron durante el período de garantía, por lo que el usuario quiere que el fabricante le repare el vehículo de forma definitiva y gratuita, o incluso que lo sustituya o le devuelva el dinero. En este caso, FACUA recomienda a los consumidores que exijan todos los documentos a los que tienen derecho, como el reguardo de depósito u orden de trabajo, y en las condiciones necesarias para garantizar su defensa, ya que es muy frecuente que el usuario no reciba este documento o que la información en él recogida esté redactada de forma ambigua, difusa o excesivamente amplia, sin hacer clara alusión a las deficiencias del vehículo.

Además, la Federación quiere hacer hincapié en lo relativo a la garantía de las reparaciones. Así pues, recuerda a los consumidores que la duración de la misma es de tres meses o dos mil kilómetros, lo que supone que la reiteración de las deficiencias descritas en la orden de trabajo deberán quedar amparadas por esta garantía, aun cuando esto signifique que su subsanación definitiva implica una nueva reparación de mayor coste y alcance que la anterior.

Ya somos 198.027