Multa de 60.000 euros a una correduría de seguros por vender los datos de una clienta

Los jueces consideran que los acusados contrataron una póliza sin el conocimiento ni el consentimiento de la demandante.

El Tribunal Supremo ha impuesto una multa de 60.101 euros a los responsables de una correduría de seguros de Gijón por comunicar los datos de una de sus clientas a una compañía con el fin de "contratar una póliza", según publica La Nueva España.

Por otro lado, los jueces admiten una pequeña rebaja en la cuantía solicitada para los demandados, para los que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) pedía una sanción de 300.000 euros.

Fue en 2002 cuando la clienta decidió abandonar la empresa ahora demandada y continuar con la compañía de seguros sin la intermediación de los responsables de la correduría.

Por su parte, los ahora condenados contrataron de forma paralela una póliza con una segunda compañía "sin el consentimiento de la asegurada", en palabras de los jueces. Para ello, según la AEPD, los demandados le dieron a la nueva aseguradora todos los datos personales de la demandante.

Ya somos 188.935